viernes, 19 de enero de 2018

Gases y Acidez: Remedios Naturales

El pH de nuestro organismo debe ser ligeramente ácido, sin embargo, cuando hay mínimas variaciones de nuestro pH es posible que experimentemos síntomas asociados a una acidosis tales como insomnio, mal aliento, dientes sensibles a ácidos, retención de líquidos, presión arterial baja, estreñimiento y/o diarreas, sudor ácido, etc.
Una acidosis grave, puede tener consecuencias fatales, sin embargo, en la mayoría de los casos, nuestro cuerpo por sí solo, es capaz de regular el pH, manteniéndolo en los valores normales.

Tipos de acidosis:
Se pueden identificar dos tipos de acidosis, tales como la respiratoria y la metabólica.
Acidosis respiratoria: Ocurre como consecuencia de la incapacidad de los pulmones para eliminar el dióxido de carbono. Por lo general condiciones como el asma, obstrucción de vías respiratorias y bronquitis pueden conducir a acidosis respiratoria desde leve a grave.
Acidosis metabólica: Se produce cuando existen cambios químicos en el organismo que alteran el pH del cuerpo, provocando un exceso de acidez. Algunas condiciones que se relacionan con la acidosis son la diabetes, problemas renales, enfermedades metabólicas, o el consumo excesivo de aspirina. Otros factores de riesgo más comunes son el estrés, la obesidad, una alimentación inadecuada, problemas hepáticos así como las úlceras gástricas.

Recomendaciones dietéticas:
Siendo la dieta un factor desencadenante para problemas gástricos como acidez estomacal y gases, es muy importante realizar algunos cambios en nuestra alimentación.
Incluye frutas y verduras crudas: Son fuente de nutrimentos y fibra, lo que nos ayuda a mejorar nuestra digestión. Las frutas recomendadas son las cítricas, la banana, peras, fresa y manzanas, por otro lado, se debe evitar el exceso de frutas como la ciruela, el mango, higos, etc.  Las verduras  recomendadas son todas exceptuando las que generan flatulencias tales como la coliflor, col, pepinos y  rábanos.  Se recomiendan crudas, ya que de esta forma contienen más de sus propiedades.
Reduce el consumo de proteínas de origen animal: La dieta moderna suele ser rica en alimentos de origen animal, la carne cuenta con gran importancia en nuestra alimentación, no obstante, se recomienda evitar el exceso ya que este puede acidificar nuestro cuerpo. Existen otras fuentes de proteínas vegetales, tales como semillas como las nueces y almendras, y las legumbres, sin embargo, en el caso de alubias o frijoles es mejor evitar cuando existen gases hasta que las molestias pasen. En cuanto a las carnes, es mejor elegir las carnes blancas como la de aves y el pescado.
Mastica bien: La digestión empieza desde la boca, y malos hábitos a la hora de comer pueden provocar una mala digestión, muchas veces comemos con rapidez, desafortunadamente, cuando hacemos esto, tragamos mucho aire y los alimentos no los masticamos bien, expertos recomiendan que mastiquemos cada bocado alrededor de 30 veces.
Evita las gaseosas: Las bebidas gaseosas además de ser ricas en azúcares simples pueden inflamarnos, por lo que se desaconsejan completamente, es mejor consumir agua natural o bebidas ligeras a base de zumos de frutas naturales.
Evita las comidas con exceso de grasa: La grasa puede ser muy indigesta, especialmente grasas trans y saturadas, se recomienda evitar su consumo. Es aconsejable preferir métodos de cocción bajos en grasa tales como hervir, asar, o cocinar al vapor, por otro parte, debemos evitar métodos de cocción ricos en grasa como los fritos y rebosados.

Remedio con Cilantro:
Un remedio natural contra la indigestión y los gases, consiste en consumir una cucharadita de semillas de cilantro o de hojas secas de cilantro en una taza de agua hirviendo, dejando reposar alrededor de 5 minutos. Puede ser media hora después de tomar nuestros alimentos, puedes tomar hasta dos tazas al día.

Pimienta negra:
Es un remedio contra los gases, pero no se recomienda en casos de acidez, pues puede agravarla. Se recomienda utilizar un media cucharadita de pimienta negra triturada en una taza de leche en tragos pequeños durante lo largo del día.

Bicarbonato de sodio:
El bicarbonato es un recurrido remedio para combatir la acidez debido a su naturaleza alcalina que ayuda a neutralizar el ácido, incluyendo el ácido que produce nuestro estómago, también puede funcionar para combatir los gases. Se aconseja consumir media cucharadita de bicarbonato en un vaso de agua y consumir diariamente hasta que las molestias desaparezcan, se pueden añadir unas gotas de zumo de limón natural.

Semillas de hinojo:
Se tratan de semillas que son excelentes para tratar la indigestión y gases, además son muy fáciles de incluir en nuestra dieta, sólo tenemos que triturar media cucharadita de semillas tostadas de hinojo, y añadirlas en agua tibia, consumir  dos veces al día.

Precaución
No se recomienda utilizar estos remedios por periodos prolongados, pues la acidez o indigestión que no cesa puede ser signo de alguna patología, de forma que si no existe mejoría luego de hacer cambios dietéticos o recurrir a estos remedios, es aconsejable consultar con su médico. (de Biomanantial)


jueves, 18 de enero de 2018

Tarta de queso

Ingredientes
Yogurt natural -1
Harina – la medida de un vaso de yogurt
Azúcar – la medida de un veso y medio vaso de yogurt
Leche – la medida de dos vasos de yogurt
Huevos – 3
Quesitos – 3
Mantequilla derretida – 100 gr.
Zumo de medio limón

Paso a Paso
1. Ponemos en un cuenco el azúcar junto con los huevo y batimos con energía, tenemos que conseguir que suba el volumen gracias a meter aire en la mezcla.
2. A continuación añadimos la harina y seguimos batiendo hasta integrarla en la mezcla.
3. Incorporamos la mantequilla derretida y batimos un rato más.
4. Vertemos el yogurt natural y seguimos batiendo con brío. Yo he usado un yogurt de la variedad “griego” que es más cremoso.
5. Es el turno de los quesitos troceados y la leche y removemos muy bien para disolver los quesitos en la mezcla.
6. Por último añadimos el zumo de medio limón y removemos un poco más.
7. Preparamos una fuente para horno poniendo en el fondo papel vegetal para evitar que se pegue la tarta en el molde y vertemos la mezcla. No te preocupes si su aspecto es muy líquido ya que en el horno cuajará sin problema.
8. Precalentamos el horno por la parte de arriba y bajo a 180ºC e introducimos el molde a media altura. Dejamos hornear durante 40 minutos. Si te gusta más dorada por la parte de arriba ponemos la función de gratinar en los últimos 2 minutos, eso sí vigilando para evitar que se queme.
9. Para desmoldar con pasar un cuchillo por los laterales será suficiente ya que gracias al papel vegetal saldrá fácilmente al darle la vuelta.
(recetas de Sara)

lunes, 15 de enero de 2018

Arroz frito rápido

Ingredientes
Arroz, 150 g
Agua, 350 ml
Aceite de oliva virgen extra, 2 cucharadas
Sal
Para el sofrito:
Zanahoria, 1 grande
Cebolla, 1 pequeña
Puerro, 1 trozo de unos 10 cm de la parte blanca
Aceite de oliva virgen extra, 2 cucharadas
Salsa de soja, 3 cucharadas

Preparación
El truco para hacer este arroz frito rápido consiste el ir haciendo el sofrito en una sartén mientras el arroz se cuece en el microondas.
1. En un bol apto para microondas ponemos a calentar el agua con una cucharada de aceite de oliva virgen extra y una pizca de sal, sin pasarnos porque luego la salsa de soja lo salará más. Programaremos 90 segundos a 800 W.
2. Sacamos con cuidado de no quemarnos, echamos el arroz y cocinamos en el microondas durante 10 minutos a 800 W sin tapar.
3. Mientras se cocina el arroz, pelamos la zanahoria, la cebolla y las troceamos finamente junto con el puerro.
4. En una sartén de fondo grueso o un wok ponemos a calentar dos cucharadas de aceite de oliva virgen extra a fuego fuerte, añadimos las verduras troceadas y salteamos durante un par de minutos a fuego alto, no es necesario añadir sal porque luego pondremos la salsa de soja y no importa si se chamuscan un poco porque al no llevar ajo no hay problema de que amargue. Eso sí, si vemos que se empiezan a chamuscar y que aún le falta un poco al arroz bajamos el fuego.
5. Cuando esté listo el arroz, añadimos la salsa de soja al sofrito, fuego fuerte, añadimos el arroz cocido y salteamos durante un par de minutos meneando la sartén o el wok para que se fría el arroz.
6. Probamos y, si fuese necesario, rectificamos de sal.
(todoreceta)

Cetonas, el secreto de la bebida de la que todo el mundo habla

Imagina una pequeña botella que contiene 65 mililitros de una sustancia inodora y de color rosado que solo contiene 120 calorías (aproximadamente lo mismo que una rebanada de pan abundante). Ahora imagina que el modo en que ese líquido te aporta esa energía no es a través de los tres nutrientes tradicionales: carbohidrato, grasa o proteínas. ¿Entonces cómo?
Antes veamos lo que contiene esa botella valorada en 33 dólares estadounidenses. Los químicos lo llaman beta-hidroxibutirato, aunque al tratarse este ácido de un cuerpo cetónico, también se le conoce simplemente como cetona.

¿Qué son las cetonas y por qué estamos hablando de ellas? Bien, si los creadores de una startup californiana llamada HVMN (pronunciado “human”) tienen razón, esta sustancia es capaz de cargar de energía al cuerpo en un modo nunca visto.
Geoff Woo, CEO y cofundador de esta compañía (asociada por cierto a la Universidad de Oxford) no duda en definir a las cetonas como: “el cuarto macronutriente”. En sus propias palabras: “no es un carbohidrato, ni grasa, ni proteína, pero aun así tu cuerpo es capaz de obtener energía a partir de él”.
¿Cómo? Te preguntarás. La respuesta está en un “haciéndole trampas”. Para entender esto antes debemos comprender lo que le sucede a nuestro organismo cuando hacemos ayuno. No sé si estáis familiarizados con el concepto de las dietas de ayuno intermitente, las cuales se relacionan con trabajos científicos recientes que demuestran que comer menos hace que vivamos más.
Bien, la mayor parte de lo que ingerimos contiene carbohidratos. Los presentes en la fruta provienen de azúcares que se generan de forma natural. Los de las patatas, vegetales y pasta proceden del almidón (o fécula), la cual en última instancia es transformada por nuestro cuerpo en azúcar o glucosa para así obtener energía.
Cuando a nuestro cuerpo se le priva de carbohidratos, extrae su energía acudiendo a los depósitos de grasa. Bien, durante ese proceso nuestro cuerpo libera unas moléculas llamadas cetonas. El término puede sonaros por cierto tipo de dieta rica en grasas y baja en carbohidratos a la que se conoce como dieta cetogénica.

Cuando alguien realiza una dieta de este tipo (es decir cuando priva a su cuerpo de su fuente principal de energía), lo que hace en realidad es engañar a su organismo haciéndole creer que no está comiendo nada en absoluto.
Esa es la razón por la que uno puede adelgazar incluso aunque incremente su ingesta de alimentos grasos como la mantequilla, los bistecs o el queso. El cuerpo se convierte en una máquina de fundir grasa, produciendo cetonas para seguir funcionando.
Bien, lo que pretenden los responsables de la startup HVMN es suministrar al organismo directamente esas cetonas, en lugar de obtenerlas de forma natural a través del ayuno o mediante una dieta cetónica.
Resultados logrados

Si el producto que venden funcionan como dicen, o al menos como parece extraerse de un pequeño estudio con 39 ciclistas cuyos resultados se publicaron en julio de 2016 en la revista Cell Metabolism (del cual podéis encontrar más información aquí), podríamos encontrarnos ante una sustancia que hará realmente felices a los atletas.
Por lo que puedo leer, durante la hora después de consumir una botellita de HVMN, los niveles de cetona del cuerpo se elevan de un modo similar a los que se observarían en una persona que hubiese ayunado una semana.

¿Entonces nos encontramos frente a una revolución que podría mejorar el rendimiento de nuestros deportistas de forma notable? Aún es pronto para decirlo. Los trabajos realizados hasta la fecha han sido a muy baja escala, con muestras muy pequeñas, lo cual no permite desechar el fantasma de un efecto placebo, pero sin duda merece la pena seguir investigando.
Lo que está claro es que si se confirman esos supuestos “súperpoderes” (se dice que los ciclistas que lo probaron rindieron 400 metros más que quienes tomaron otras bebidas estimulantes sin generar ácido láctico) los 60 millones de dólares que HVMN ha invertido a lo largo de más de una década en el desarrollo de un producto inicialmente orientado a atletas de élite, pronto comenzarán a producir beneficios.
¿Pero qué pasa con los que no nos estamos preparando para ir a las olimpiadas? ¿Acaso nos interesa? Bueno, tal vez si, especialmente si comprendéis que (en caso de que realmente funcione) este producto nos podría permitir adelgazar como si estuviésemos ayunando mientras que nos atiborramos de carbohidratos o grasas.
No es de extrañar que ante semejante premio sus potenciales compradores estén dispuestos incluso a olvidar su pésimo sabor, al que según he visto describen como: “algo parecido a un trago de licor mezclado con quitaesmalte”.(yahoo noticias)

miércoles, 10 de enero de 2018

Pros y contras de los aceites vegetales

El aceite es uno de los ingredientes más usados en la cocina y es necesario conocer su contenido para evitar que su consumo dañe nuestra salud.
Los aceites son productos grasos de origen animal o vegetal, y estos últimos son los más usados en la cocina, ya sea para freír, cocer o simplemente condimentar. En este grupo se encuentran los de oliva, palma, soya, girasol, maíz, colza, entre otros.

Pese a ser compuestos orgánicos que se obtienen de semillas u otras partes de las plantas, al ser sometidos a un proceso químico, pueden convertirse en grasas hidrogenadas o trans. El consumo excesivo de estas grasas resulta dañino para la salud, ya que incrementa los niveles de colesterol en la sangre, refiere María Teresa Zumarán, nutricionista de la clínica Ricardo Palma.

No obstante, aclara, “existen aquellos que se someten a un tratamiento de prensado y que ejercen un factor protector contra las enfermedades cardiovasculares ”. Así, por ejemplo, el aceite de oliva es un aceite vegetal que se extrae del fruto del olivo o aceituna, y es beneficioso para aquellas personas que tienen elevados los niveles del colesterol y en la prevención de enfermedades cardiovasculares. Asimismo, el aceite de sacha inchi tiene propiedades protectoras que ayudan a reducir y controlar el colesterol y los triglicéridos, regular la presión arterial y el nivel de azúcar, retrasar el proceso de envejecimiento y posee propiedades antiinflamatorias.

En el mercado hay otras variedades de aceites como el de soya, cuyo sabor es neutro y es rico en grasas poliinsaturadas, sobre todo en ácido linolénico (omega 3); el de girasol, que ejerce una acción antioxidante; y el de coco y de palma, que, pese a ser de origen vegetal, también contienen grasa saturada.

Para finalizar, Zumarán recomienda a los consumidores leer bien la etiqueta de los alimentos, pues hay fabricantes que no mencionan la grasa que se ha usado. “El consumir una grasa dañina podría contribuir al desarrollo de hipercolesterolemia, hipertrigliceridemia y arteriosclerosis”.

PARA TENER EN CUENTA
No todas las grasas son iguales. Las saturadas (carnes, quesos, helados, mantequilla) y las trans o hidrogenadas (margarina, snacks, frituras, galletas) son dañinas para nuestro organismo.

En cambio, las grasas insaturadas (aceites vegetales, nueces, aceitunas, palta, pescados grasos, etc.) son buenas para el corazón y para nuestra salud en general.

Las insaturadas reducen el colesterol malo en la sangre (LDL) y aumentan el bueno (HDL). Las saturadas elevan el colesterol malo, y las trans no solo aumentan el colesterol malo, también disminuyen el bueno. La clave está en no dejar de comer grasa, sino en consumir la mayor cantidad de grasa buena.
(diario EL COMERCIO, Peru)

DESHIDRATACIÓN

¿Mareo o náuseas sin causa aparente? ¿Cansancio y agotamiento? ¿Alergias, gastritis, dolores de cabeza o cuerpo? Pon atención a la cantidad de agua que bebes cada día. ¿Sabías que la mayor parte de las enfermedades, sobre todo las enfermedades degenerativas o crónicas, tienen como una de las causas principales la deshidratación en el cuerpo? 
Cuando tu cuerpo no tiene la suficiente agua sufre deshidratación y puede empezar a deteriorarse rápidamente, y empezar, entre muchas otras cosas, a que…

los tejidos generales del cuerpo, que están elaborados con más de un 90% de agua, empiecen a secarse y deteriorarse.
las funciones vitales se hacen lentas y trabajosas, la digestión se hace pesada, las heces secas y endurecidas causando estreñimiento y muchos otros problemas de salud.
las glándulas empiezan a mal funcionar.
el sistema nervioso del cuerpo empieza un gran deterioro ya que este funciona principalmente con agua, que es el conductor eléctrico por excelencia.
Los ácidos y tóxicos se acumulan en el cuerpo causando muchos problemas de salud, desde gripes y problemas de pulmón hasta tumores y enfermedades degenerativas.
Los ojos empiezan a secarse y a padecer enfermedades.
La piel, el cabello y las uñas se vuelven secos, quebradizos y poco elásticos, lo que provoca envejecimiento prematuro.
¿Estás seguro que no estás deshidratado?
La deshidratación empieza cuando tu cuerpo pierde más agua de la que absorbe, cuando sientes sed, es que tu cuerpo ya ha perdido considerable agua y humedad, lo que te indica que no estas tomando suficiente agua al día. Es importante que sepas que síntomas tiene la deshidratación y pongas atención cuando los sientas, revisando si has bebido suficiente agua.

Síntomas de la deshidratación:
Acidos en el cuerpo y enfermedades por deshidratación
Deshidratación crónica…
Síntomas de la deshidratación:
Dolor de cabeza.
Mareos o náuseas sin causa aparente.
Boca seca.
Sed
Diarrea o estreñimiento
Dolor abdominal sin causa.
Piel seca.

¿Realmente te estas hidratando correctamente?:
Mucha gente piensa que al beber bebidas como refrescos, leche, alcohol, cerveza, café, etc., esta hidratando su cuerpo. Pero esto es falso.
No todo lo que es líquido, hidrata
Muchas de estas bebidas que la mayoría de las personas toman son ácidas, lo cual significa que provocan un alto grado de toxemia en el cuerpo, y en lugar de ayudar a hidratar al cuerpo, lo deshidratan, ya que el cuerpo hace un esfuerzo por eliminar estas sustancias tóxicas, las cuales además provocan oxidación en tejidos y un envejecimiento prematuro cuando no se esta correctamente hidratado.

Agua alcalina:
La misión del agua en el cuerpo es ayudar a que el ph de la sangre este nivelado y que el cuerpo pueda absorber bien las moléculas del agua para hidratarse y eliminar tóxicos. El agua que por lo general bebemos no es alcalina, es decir, no tiene un ph adecuado, el agua corriente por lo general es un agua baja en minerales, mientras que el agua destilada es un agua que carece de minerales por completo. Lo ideal es beber el agua purificada agregando un poco de bicarbonato de calcio o bicarbonato de sodio, lo cual la vuelve alcalina.

Acidos en el cuerpo y enfermedades por deshidratación:
El cuerpo elimina diariamente gran cantidad de tóxicos ácidos, esta capacitado para su eliminación, alrededor de un 80% de tóxicos acumulados en el cuerpo se eliminan, pero los que no se pueden eliminar, ya sea por insuficiencia del cuerpo, por exceso de tóxicos o porque no hay suficiente agua aprovechable para limpiar el cuerp,o  se van quedando en el cuerpo, se hacen depósitos de tóxicos en las articulaciones, piel, músculos…
Y entonces tenemos la principal causa de muchas enfermedades como:
Obesidad
Problemas de piel
Arteriosclerosis
Problemas de intestinos y estómago
Diabetes
Hipertensión
Artritis
Problemas pulmonares
Depresiones, irritabilidad y problemas del sistema nervioso
Todo tipo de alergias y asma

Asma y alergias:
Una de las causas principales es que el cuerpo no puede eliminar el exceso de histaminas que se acumulan en el cuerpo, que por lo general se acumulan en la orina, y entonces el cuerpo empieza a eliminarlas por la piel, lo que causa dermatitis, ronchas, salpullidos, comezón, enrojecimiento de la piel, lagrimeos y estornudos, problemas como eczema,  etc., los cuales la medicina convencional intentara tratar con medicamentos como antihistamínicos que son supresores de síntomas, pero que no curan la esencia del problema o enfermedad, que es básicamente la acidez elevada en el cuerpo.
Deshidratación crónica…
Además de las enfermedades mencionadas, la deshidratación crónica es la principal causa del deterioro cerebral causando enfermedades como Alzheimer, esclerosis múltiple, parkinson, etc. 

Limpia a profundidad tu cuerpo:
No sólo tenemos alimentos que nos ayudan a mantener el cuerpo limpio de tóxicos, sino que podemos usar agua alcalina para mantener el cuerpo con un ph saludable y que nos de energía. Para esto, sólo necesitas agregar a un litro de agua una pizca de bicarbonato de sodio, el jugo y con esto tu cuerpo estaba nivelando constantemente, y la toma diaria de esta agua empezara a sanar tu cuerpo a profundidad.

Época de calor y deportistas:
Si hace mucho calor o practicas ejercicio constantemente, te sugerimos además de agregar bicarbonato que agregues el jugo de dos limones al litro de agua y una pizca de sal de mar, así tendrás una bebida isotópica estupenda y de muy fácil elaboración.(de Biomanantial.com)

viernes, 5 de enero de 2018

Pasta cremosa

(4 porciones)

Ingredientes

¾ paquete de fideos
2 berenjenas chicas
2 tomates
1 taza de salsa blanca liviana
1 cucharada de aceite
1 cucharadita de sal
Pimienta a gusto
Albahaca o perejil a gusto

Procedimiento

Cortar las berenjenas y los tomates en cubos
y cocinar con una cucharada de aceite.
Condimentar con sal, pimienta y albahaca a
gusto.
Agregar a las verduras la pasta cocida y verter
por encima la salsa blanca caliente.
Servir con perejil o albahaca picada.

Sugerencias
Esta preparación también puede realizarse
al horno, acondicionando la mezcla de
vegetales y pasta en una asadera aceitada
cubierta con la salsa blanca.

Niveles altos de Colesterol: Cómo prevenirlo

Aunque con frecuencia lo tachamos de malo, el colesterol es una sustancia cerosa que es necesaria para el organismo. Sin embargo, ante los niveles altos de colesterol (hipercolesterolemia), nuestra salud se ve en riesgo por lo que hay que poner remedios a esta situación.
Existen dos tipos de colesterol, el HDL es decir de alta densidad o bien conocido como colesterol bueno, y el LDL, de baja densidad y considerado malo, cuando los niveles de colesterol LDL son elevados, existe un mayor riesgo de padecer enfermedades cardiacas.
Niveles altos de colesterol malo pueden llevar al endurecimiento de arterias y la mala circulación, peligrando nuestra salud, pudiendo desencadenar problemas fatales como el infarto al miocardio.

Síntomas de niveles altos de colesterol:
Muchas veces la hipercolesterolemia pasa por desapercibido, esto se debe a que los síntomas que pueden experimentarse no suelen ser tan evidentes, o bien, en ocasiones no existen tales síntomas. Pueden llegar a presentarse los siguientes:
Dolor en pecho
Problemas para respirar
Mareos y náuseas
Adormecimiento de extremidades
Dolor en brazos, en la espalda o los hombros
Visión borrosa
Debido a que estos síntomas pueden no existir o bien, pasar desapercibido, es importante realizarnos un chequeo regular sobre nuestros niveles de colesterol para asegurarnos de que sean los óptimos.

Recomendaciones generales para evitar niveles altos de colesterol:
Los niveles de colesterol malo pueden estar elevados por distintas causas, desde un problema metabólico, herencia genética o como consecuencia de una enfermedad tiroidea, o bien hormonal, entre otras, sin embargo, la dieta y los hábitos son determinantes.
Si bien nuestro cuerpo produce colesterol naturalmente, también existen fuentes exógenas, es decir, lo consumimos en nuestros alimentos. Es aconsejable tener en mente las siguientes indicaciones:
Mantener un peso saludable, en caso de padecer sobrepeso u obesidad, es aconsejable perder peso.
Evitar el consumo de bebidas alcohólicas
No fumar
Evitar alimentos ricos en grasas
Consumir alimentos vegetales en abundancia
Realizar una actividad física regular

Recomendaciones dietéticas para reducir los niveles de colesterol:
La dieta es clave si queremos reducir los niveles de colesterol en sangre, por lo que es importante elegir los alimentos correctos.
Vegetales: Se recomiendan en abundancia, son rica fuente de fibra que ayuda a mantener una digestión saludable y además, ayuda a reducir la absorción del colesterol de fuentes dietéticas.
Grasas: Es recomendable evitar las grasas de origen animal y las hidrogenadas o que sean fuente de grasas trans, se aconseja preferir aquellas grasas de origen vegetal como el aceite de oliva preferentemente extra virgen.
Carnes: Los productos cárnicos deben consumirse con moderación o bien reducir su consumo, ya que contienen colesterol, se deben preferir cortes magros, carnes blancas, en el caso de aves, evitar consumir la piel, y procurar las piezas con menos grasa como la pechuga. No deben consumirse embutidos como la salchicha y jamón.
Frutas: Son aconsejables, además de ser fuente de vitaminas y minerales las frutas nos aportan fibra, indispensable para mantener nuestros niveles de colesterol en sangre saludables.
Pescado: Se aconseja consumir una o dos veces a la semana, especialmente los pescados azules, ya que contienen ácidos grasos saludables que pueden contribuir a disminuir los niveles de colesterol malo en sangre.
Legumbres: Además de aportar fibra, las legumbre son fuente de proteína vegetal, por lo que en una correcta combinación, pueden consumirse para suplir la carne en ciertos menús, siendo una fuente de proteína muy baja en grasa. La soja, las habas, lentejas, son ejemplos de legumbres recomendadas.
Quesos: Debemos evitar aquellos quesos ricos en grasa, que son los quesos curados, es posible consumir quesos frescos y bajos en grasa.
Lácteos: Su consumo debe ser con moderación y preferentemente debemos consumir leche baja en grasa, desnatada, o bien evitarla, ya que al ser producto de origen animal, también es fuente de colesterol, en el caso de yogurt o lácteos fermentados, también se aconseja preferir aquellos reducidos en grasa.
Cereales: Son recomendables, principalmente cuando se trata de cereales de grano entero, ya que contienen más fibra misma que nos ayuda a limitar la absorción del colesterol de la dieta, se deben consumir moderadamente.
Azúcares: El azúcar y los alimentos que la contienen en abundancia tales como los pastelillos, caramelos, golosinas, etcétera, no son recomendables como parte de una alimentación saludable, por lo que debemos limitarlos y evitar consumirlos. También debemos evitar el consumo de bebidas endulzadas tales como los refrescos, jugos industrializados entre otros, se recomienda consumir agua natural.

Hábitos saludables:
Una rutina de ejercicio regular deberá ser incorporada si queremos controlar nuestros niveles de colesterol en sangre.
Además, es importante eliminar el consumo de cigarro en caso de ser fumador y evitar el consumo de bebidas alcohólicas.
Nuestros hábitos dietéticos y saludables deben perdurar para evitar que los niveles de colesterol se eleven nuevamente y mantener una buena salud cardiovascular.
Si bien existen medicamentos que pueden ser útiles para reducir los niveles de colesterol, la dieta es el pilar del tratamiento de la hipercolesterolemia.
(de Biomanantial.com)