martes, 31 de diciembre de 2019

lunes, 30 de diciembre de 2019

Las diferentes coles para incluir en tus platos

Denominamos coles a un grupo de hortalizas que pertenecen a la familia de las crucíferas es decir, comparten el mismo género: Brassica.
Dentro de este grupo encontramos las siguientes opciones que podemos incluir en nuestra dieta:

Brócoli:
Es de los ejemplares más populares y constituye una hortaliza rica en fibra y proteínas vegetales por lo que resulta muy saciante.
Asimismo, el brócoli es de los alimentos con más vitamina C que podemos conseguir y resulta también, una buena fuente de potasio.
Colmado de fitoquímicos beneficiosos para el organismo por su efecto antioxidante y antiinflamatorio, el brócoli se puede aprovechar al máximo usando tantos sus tallos como sus flores.
Así, podemos degustar desde una ensalada con brócoli, hasta un pesto de brócoli, tortillas, salteados, albóndigas, hamburguesas, sopas o cremas, empanadillas, tartas, entre otras.

Coliflor:
s otra de las coles más populares, de sabor suave pero característico y un color blanco que le permite camuflarse fácilmente con otros vegetales.
Es también fuente de proteínas y fibra, y posee un alto contenido acuoso tras su cocción así como micronutrientes de gran valor entre los que destacan vitamina C, potasio, calcio, ácido fólico y otras vitaminas del grupo B.
Con coliflor podemos elaborar una crema ligera y reconfortante, hasta una hamburguesa, tortitas, masa de pizza, ensalada o salsa para pastas.

Coles de Bruselas:
Es una de las coles más conocidas pero también, de las más rechazadas. Sin embargo, se trata de una opción muy nutritiva, colmada de vitamina C y potasio, así como fuente de fibra, proteínas y compuestos fenólicos con acción antioxidante.Con una breve cocción ya podemos consumir coles de Bruselas en platos diversos como un salteado, ensaladas, tortillas o brochetas como se muestra en este post.
RepolloTambién llamada col o col repollo, esta hortaliza es de las opciones con menos calorías. Su aporte energético deriva sobre todo de hidratos complejos, fibra y proteínas vegetales que brindan saciedad.
Asimismo, aporta calcio, potasio, vitamina C y vitaminas del grupo B, sobre todo niacina que interviene en el funcionamiento del sistema nervioso del organismo.
Con col o repollo podemos elaborar desde una ensalada americana hasta una col asada como guarnición o primer plato, un puré irlandés o bien, una sopa ideal para esta temporada.

Col lombarda:
También denominada col morada o repollo morado, la lombarda es tambien una hortaliza de bajo aporte energético derivado de hidratos complejos y fibra.
Entre sus minerales destaca el contenido de potasio y entre sus vitaminas predomina la vitamina C y vitamina A. Es además fuente de antioxidantes potentes para el organismo.
Podemos incluirla en ensaladas, una crema ligera, una salsa para pastas o un aperitivo festivo.

Col rizada kale:
Es considerado un superalimento en la actualidad y si bien no posee propiedades milagrosas, su consumo está de moda quizá debido a sus valiosas propiedades.
Es concentrada en minerales como magnesio, selenio, potasio y calcio, y también aporta vitamina C, A, E y K para el organismo, representand una buena fuente de antioxidantes.
Podemos incluirla en salteados, ensaladas, tartas, zumos para el desayuno o bien, un pesto ideal para dippear.

Otras coles como pak choi, bimi o berza:
Dentro de la misma familia de las crucíferas encontramos coles como la berza tradicional que es un tipo de col rizada que solemos confundir con el kale.
El bimi que es un híbrido entre el brócoli y la col china, el caulini y también el pak choi o col china que es de origen asiático.
Todas son opciones ricas en vitamina C, proteínas vegetales y fibra y con ellas podemos enriquecer nuestra dieta mientras damos variedad a nuestr menú con platos como un bimi con jengibre y ajo negro, un potaje de berza o un salteado de pak choi con setas y huevo poché.
(directoalpaladar)

sábado, 28 de diciembre de 2019

Lentejas rojas al curry

Ingredientes 250 gr. de lentejas rojas 1 cebolla 125 gr. de espinacas baby 1 diente de ajo 15 gr. de cúrcuma (una cucharada) 5 gr. de comino (una cucharadita) 15 gr. de curry en polvo (o 10 gr. en pasta) 400 ml. de nata o leche evaporada Sal Preparación Ponemos las lentejas rojas en un colador grande y las enjuagamos muy bien antes de hervirlas. Hervimos agua con sal en una olla o cazuela. Añadimos las lentejas y las dejamos unos 15 minutos (vamos probando, estarán listas cuando empiecen a ablandarse pero aún tengan una textura crujiente).


Picamos la cebolla y el diente de ajo. Sofreímos las dos cosas en una sartén honda, wok o cazuela con aceite de oliva virgen extra. Cuando la cebolla esté transparente, añadimos las espinacas. Aunque abultan mucho, en unos minutos reducirán su tamaño.


Espolvoreamos el comino, la cúrcuma y el curry, y removemos muy bien para que se mezclen todos los sabores. Añadimos las lentejas y salteamos. Podemos añadir más aceite si es necesario

Echamos la nata o leche evaporada, removemos y cubrimos con una tapa. Las lentejas acabaran de cocinarse en unos minutos. Removemos de vez en cuando y corregimos de sal. Cuando las lentejas estén blandas, y antes de que se pasen y se conviertan en puré, las retiramos del fuego. Dejamos reposar unos minutos y servimos.
20minutos

Lasaña de verduras

Ingredientes:
2 berenjenas
1 patata
1 cebolla
1 bolsa de preparado de verduras para Sopa Campesina (Tronco de brócoli, zanahoria, col blanca, calabacín, cebolla, judía verde y acelga). *
2 o tres cucharadas de tomate frito
Medio litro de leche
2 cucharadas soperas de harina fina de maíz
Queso rallado
Aceite de oliva virgen extra
Sal

Preparación:
Ponemos en un vaso un poco de leche y disolvemos la harina de maíz, el resto de la leche la ponemos a calentar, cuando comience a hervir añadimos la leche con la harina de maíz, bajamos el fuego y con unas varillas removemos hasta obtener una crema, le ponemos una pizca de sal y reservamos.
Lavamos las berenjenas y cortamos en lonchas muy finas, las ponemos en un recipiente apto para el microondas con un chorrito de aceite de oliva virgen extra y programamos 8 minutos a máxima potencia y reservamos. Hacemos lo mismo con la patata y la cebolla,  que haremos en el microondas juntas en el mismo recipiente. En una sartén con un chorrito de aceite de oliva virgen extra cocinamos las verduras, al final incorporamos la patata y la cebolla que hemos cocinado en el microondas, una pizca de sal y reservamos.
Ya sólo nos queda preparar nuestra lasaña, en el fondo de  la fuente ponemos un par de cucharadas de tomate frito, encima una capa de berenjenas, la mitad del relleno de las verduras, otra capa de berenjenas, el resto de verduras y una tercera capa de berenjenas. Cubrimos con nuestra bechamel y ponemos por encima queso rallado. Introducimos en el horno, precalentado, unos 15 minutos a 200º.
Podéis tener la lasaña preparada con antelación en la nevera, en este caso pondremos el horno a 170ºC o 180ºC unos 25 minutos. En cuanto a los tiempos de microondas, esto depende mucho de cada modelo, comprobad cómo están a la mitad de tiempo y luego los dejáis el tiempo que consideréis. Si os gusta podéis añadirle a la bechamel una pizca de nuez moscada y otra de pimienta. Y podéis preparar una bechamel con harina, aunque os recomiendo que probéis esta porque es muy suave y nada pesada.(pequerecetas)

martes, 24 de diciembre de 2019

MUY FELIZ NAVIDAD !!!!!

Panecillos de boniato y miel

Ingredientes: Boniato grande 1, Buttermilk 80 ml, Miel 30 g, Harina de trigo 240 g, Levadura química 15 g, Sal 5 g, Mantequilla sin sal (en dados) 75 g, Mantequilla sin sal (derretida) 15 g

Preparación: Comenzamos haciendo un puré con el boniato, del que usaremos solo una parte. Para ello, pelamos el boniato, lo cortamos en dados y lo introducimos en una cacerola con abundante agua. Llevamos a ebullición y cocemos, a fuego bajo, durante unos 25-30 minutos o hasta que al pinchar con una brocheta comprobemos que está tierno. Escurrimos bien y machacamos hasta hacer puré. Pesamos 170 gramos del puré de boniato y lo reservamos. El resto del puré de boniato lo podemos refrigerar durante un máximo de una semana o congelar durante más tiempo y utilizarlo para elaborar otras recetas como pasteles de boniato y anís, bocaditos de hojaldre y dulce de boniato al agua de azahar, por ejemplo. Mezclamos el puré de boniato con el buttermilk y la miel. Si no tenemos buttermilk, lo podemos sustituir por una mezcla de 70 ml de leche y 10 ml de zumo de limón.
Deberemos mezclar ambos y dejarlos reposar 30 minutos antes de usarlos, para que la leche se corte y obtengamos la buttermilk casera. En un recipiente hondo y amplio, mezclamos la harina junto con el impulsor químico, la sal y la mantequilla. Incorporamos la mezcla del puré de boniato y mezclamos bien hasta homogeneizar. No hace falta amasar así que, en cuanto los ingredientes se hayan mezclado bien, tomamos porciones de 36-38 gramos (podemos hacerlas más grandes) y las boleamos.
Colocamos las bolitas de masa sobre una bandeja de horno cubierta con papel sulfurizado y las pincelamos con la mantequilla fundida. Cocemos en el horno, pre-calentado a 220 ºC, durante unos 10-12 minutos con calor arriba y abajo (si hacemos las bolitas de mayor tamaño, tendremos que ajustar el tiempo). Retiramos y dejamos reposar antes de servir.
(Directo al paladar)

Nota: Buttermilk:El suero de mantequilla o mazada es una bebida láctea. Tradicionalmente se obtenía en el proceso de la fabricación de la mantequilla a través de batir la nata fresca o fermentada.

lunes, 23 de diciembre de 2019

Bolitas de calabacín crujientes

Ingredientes:
1 calabacín
2 huevos
120g queso rallado
unas hojas de perejil
Pimienta negra
pan rallado
Sal
Queso tierno
1 huevo para rebozar
Aceite de oliva virgen extra

Cómo preparar bolitas de calabacín crujientes:
Con ayuda de una picadora picamos el calabacín sin piel en trocitos muy pequeños, también podemos utilizar un rallador y rallar todo el calabacín. Reservamos.
En un cuenco batimos los dos huevos, añadimos el queso rallado, perejil picado, pizca de pimienta, sal al gusto y el calabacín picado o rallado.
Mezclamos bien, vamos añadiendo pan rallado cucharada tras cucharada hasta que obtengamos una masa con la que podamos preparar bolitas, unas 4 cucharadas de pan rallado. Dejamos enfriar la masa dentro de la nevera durante 1 hora.
Transcurrido el tiempo hacemos pequeñas bolitas con la masa, aplastamos con las palmas de las manos e introducimos un trocito de queso tierno dentro de la bolita, cerramos bien la masa para que el queso quede en su interior y volvemos a formar la bolita.
Hacemos los mismos pasos con el resto de la masa y el queso.
Ponemos al fuego una sartén con abundante aceite de oliva virgen extra.
En un cuenco batimos un huevo y en otro cuenco preparamos pan rallado.
Pasamos cada bolita por huevo y luego pan rallado, e inmediatamente las disponemos dentro de la sartén donde tendremos el aceite caliente y freímos bien hasta que se doren.
Una vez estén listas las dejamos sobre papel de cocina para retirar el exceso de aceite.
Servimos en una fuente o tabla de cortar inmediatamente.(pequerecetas)

jueves, 19 de diciembre de 2019

galletas de nueces y queso

Ingredientes:
200 gr de nueces
50 gr de pan integral
100 gr de queso rallado
1 huevo
Aceite para freír

Cómo preparar galletas de nueces y queso: Estas galletas de nueces y queso se preparan a la velocidad de la luz y tienen una materia prima muy sencilla. Son perfectas para prepararlas al momento, si tenemos una cena improvisada y queremos triunfar por todo lo alto.
Empezaremos con uno de los ingredientes estrella, las nueces. Las ponemos en un bol y las trituramos hasta crear una pasta fina. Podemos dejar algunas si queremos decorarlas un poco, aunque quedará de maravilla con algunas semillas para darle un toque más crujiente.
Para agilizar el proceso pondremos pan seco que trituramos con cuidado. Estos dos ingredientes, el pan y las nueces se mezclarán para obtener una masa de galletas muy especial.
Salpimentamos la masa y le añadimos el queso rallado. Podemos poner cualquier tipo de queso. Incluso un parmesano o un roquefort mezclados para darles una intensidad nunca vista a estos aperitivos cargados de sabor.
Para unir todos estos ingredientes, ponemos el huevo. Lo vamos a batir e incorporar a la masa. Amasamos hasta que tenemos la base de unas galletas fáciles y deliciosas listas.
Ponemos la masa sobre una superficie enharinada. Le daremos forma a las galletas con un cortador de pastas o con las manos. Será el momento de ponerle las semillas, los trocitos de nuez o un poco más de queso rallado.
Preparamos una sartén con abundante aceite caliente, las vamos a freír para ganar tiempo. Aunque también las podemos poner al horno unos minutos más sin tanto aceite.
Vamos friendo las galletas hasta que estén doradas. Retiramos del fuego y escurrimos sobre papel absorbente. Si las horneamos necesitarán 20 minutos a 200º.
Servimos con un poco de mermelada por encima, tendremos listo el aperitivo más fácil y delicioso que existe.(OKdiario)

lunes, 16 de diciembre de 2019

Que pase usted una vegana Navidad

Esta Navidad, en lugar de un pavo de campo, ¿qué le parece un Wellington vegetariano acompañado por unas copas de espumante "Nosecco"? Y en lugar de quedarse dormido mirando el mensaje navideño de la reina, ¿por qué no conectarse con su yo interior en un lugar de meditación?
Puede que esto no parezca la diversión tradicional de las festividades, pero ahora que la moda por todo lo vegano cruzó el Atlántico, es a lo que los minoristas británicos están apostando para mejorar las bajas ventas de los supermercados y acabar con las pésimas condiciones del sector minorista, al menos por un período.

Una estimación aproximada sugiere que, en las grandes cadenas de supermercados del Reino Unido, las ofertas de alimentos navideños tradicionales sin carne han aumentado entre 40% y 400% este año. Esto pone de relieve cómo el veganismo ha pasado de ser una preferencia de nicho a una tendencia más masiva durante 2019 a medida que más consumidores eliminan por completo los productos animales o reducen su ingesta de carne con una dieta "flexitariana". Solo mire la popularidad del rollo de salchicha vegana que lanzó la cadena de panaderías Greggs Plc.

Es probable que haya al menos un vegano en cualquier gran reunión de Navidad, por lo que poder agasajarlos con canapés a base de plantas es crucial. Y si bien muchas familias no abandonarán del todo el pavo, bien pueden reemplazar otra proteína cárnica, como la carne de res o el “gammon”, por un elegante “nut roast” (asado de frutos secos), un sabroso tronco de Navidad o una corona de vegetales.

Las ventas de sustitutos a base de plantas todavía representan una pequeña parte del mercado general de comestibles, pero pueden tener una importante influencia sobre los hábitos de compra. Poder comprar una buena selección de alimentos para una hija vegana, por ejemplo, es probable que determine dónde los consumidores llenan sus carritos de compras para toda la familia. No es de extrañar que la categoría se haya convertido en un campo de batalla clave.
Hay otra razón por la que vale la pena que los supermercados se vuelvan veganos. Las versiones a base de plantas de las comidas favoritas de fin de año, como las minichaparritas, tienden a ser más complejas de producir y requieren ingredientes innovadores. J Sainsbury Plc ofrece este año comidas para fiestas hechas a partir de la flor del plátano, que se puede utilizar como sustituto del pescado. También está la popular yaca, una fruta tropical que es una buena alternativa al cerdo desmenuzado, o “pulled pork”. Todo este valor agregado significa que los supermercados pueden cobrar una prima.

Sin embargo, eso no durará para siempre. Las divisiones británicas de las tiendas de descuento alemanas Aldi y Lidl también se están acercando a este mercado. Lidl tiene dos líneas veganas específicas para Navidad, mientras que Aldi tiene nueve, que incluyen coronas de hojaldre y rollos de salchichas veganas de cóctel. Ninguno de los dos tenía una oferta a base de plantas el año pasado. Wm Morrison Supermarkets Plc redujo hace poco el precio de sus alimentos que están libres de ciertos ingredientes, como el gluten, mientras que Tesco Plc lanzó una gran variedad de alimentos asequibles a base de plantas.
En otra señal de los tiempos que corren, esta temporada navideña los supermercados están aumentando su oferta de bebidas bajas en alcohol o que no contienen nada de alcohol.

No solo tienden a ser productos premium, particularmente los licores sin alcohol, sino que los minoristas no pagan impuestos. Entonces, si bien pueden cobrar lo mismo o más por una bebida elegante pero sobria, pueden quedarse con una mayor proporción del precio de venta.
Es de gran ayuda que el mercado esté creciendo rápidamente, a medida que muchos consumidores, particularmente personas más jóvenes cautivadas más por sus redes sociales que su vida social real, reducen su consumo de alcohol. La cerveza lideró la tendencia, con los lanzamientos de Budweiser Prohibition Brew y Brewdog’s Nanny State, y este año los vinos y, particularmente, los licores son los que llevan la delantera. La demanda de los compradores de supermercados sigue la tendencia de los clubes y bares, donde los “mocktails”, o cócteles sin alcohol, son ahora un elemento básico del menú de bebidas.

Estar sobrio generalmente se asocia con enero, pero el período previo a la Navidad también puede ser un momento de moderación debido a que las personas se preocupan más de controlarse en medio de todos los eventos festivos, sin mencionar a todos los conductores designados. Asda, la división británica de Walmart Inc., estimó que, en el mes diciembre, las ventas de bebidas bajas en alcohol y sin alcohol duplican las de un mes promedio.
Todo es parte del nuevo estado de ánimo en torno a la Navidad, caracterizado por una mayor conciencia ambiental y un enfoque en la salud y el bienestar. Sume la incertidumbre actual respecto del brexit y las elecciones generales, y verá que este año hay menos anuncios fastuosos de Navidad con celebridades, y la mayoría de los minoristas está regresando a los temas tradicionales como la familia y la nostalgia del pasado.

Incluso los pinos navideños naturales están disminuyendo con la tendencia. La gama Sanctuary de John Lewis presenta adornos en tonos pastel que incluyen cabezas de Buda y un adorno que representa a una mujer recostada en un lujoso baño de burbujas. Se centra en la serenidad, algo que a menudo es escaso durante la temporada de fiestas de fin de año.

Después de que se retiren las decoraciones, los consumidores pueden continuar adoptando dietas basadas en plantas con Veganuary, cuya popularidad se ha disparado en los últimos cinco años. Un enero seco aumentará las ventas de muchos productos bajos en alcohol o sin alcohol.
Pero más allá de eso, bien podrían ser los propios minoristas los que necesiten un poco de autocuidado. Los meses posteriores a las fiestas de fin de año son a menudo austeros, ya que los consumidores controlan el gasto después de los excesos de la Navidad. También puede ser complicado para los supermercados medir con precisión la demanda y controlar el desperdicio cuando los consumidores cambian tan drásticamente de tendencias de consumo de alimentos y bebidas. Este año podría ser particularmente difícil si las elecciones son seguidas por el regreso de la preocupación por el brexit. Por lo tanto, estos cambios serán una carga adicional para gestionar.
Es posible que la resaca de Año Nuevo se quede con nosotros, incluso si es sin alcohol.
(El mostrador de chile)

Vitel tone vegano y vegetariano

Ingredientes:
Para los bistecs
Dos copas de harina de gluten
Una copa de Avena extra ligera
Aderezo de soya
Agua
Condimentar con especias favoritas

Para la salsa:
0.1 kilogramos de mayonesa vegetariana
0.025 kilogramos de mostaza
Media tacita de alga nori
Media tacita de aceite de oliva
Media tacita de leche de avena trabajada en casa
1 cuchara de tápenas
1 cucharadita de aceitunas trituradas
 
Cómo hacer Vitel Toné:
Para la preparación de este suculento vitel toné vegetariano se deben seguir todos los pasos que enumeramos a continuación:
1. Utilizar en un bol la harina de gluten, la avena extra ligera que encontramos en el mercado, una pequeña cucharada de sal y condimentar muy bien. Mezclar todo el preparado.
2. Luego revolver en un copón la salsa de soja con ¾ de agua, a continuación es el instante justo para ir agregando esto a la mezcla, iniciar el amasado hasta lograr un bollo de igual manera que si hiciéramos una pizza vegana.
3. Ahora que el bollo ya tiene la forma deseada, dividirlo en partes y empezar a preparar los bistecs con la ayuda de una herramienta de amasado o simplemente con las manos. Es elemental trabajarlos correctamente lo más finos posible ya que al cocinarlos el seitán ayuda a aumentar de peso.
4. En el tiempo que los bistecs ya están finalizados es recomendable cocinarlos durante 1 hora aproximadamente en un bol junto con agua y ¾ de salsa de soja. Sumar una cucharada de ají rojo, orégano y condimentos a elección.
5. Cuando el cocinado esté listo, reposar con tranquilidad y paciencia.
6. Al momento de presentar el platillo, no se olviden del salteo de los bistecs de ambas caras en una parrilla con aceite de oliva.

Como sugerencia es aconsejable la utilización de leche de avena ya que es completamente cremosa y económica. Para su preparación en el domicilio solo se necesita una licuadora y agregar en ella 1 tazón mediano de avena junto a 1000 mililitros de agua. Incorporando un número menor de agua van a lograr una mezcla con más crema. Cuando terminamos con el licuado damos paso al filtrado.
Combinar el preparado en la licuadora hasta obtener una textura perfecta. Si aparece demasiado espesa, es recomendable ir agregando poco a poco leche de avena. No adicionar más sal ya que lograrán un plato excesivamente salado por los ingredientes intervinientes en la receta.
Paso a paso ir sumando las diversas capas de salsa entre los bistecs y realizar la decoración con alcaparras y aceitunas trituradas. No se olviden de presentar el plato con el frío necesario.

lunes, 9 de diciembre de 2019

¿Qué tipo de vegetariano eres?

Cada vez son más las personas que se deciden por seguir una dieta denominada vegetariana, es decir, aquella en que la persona no consume ningún tipo de carne, incluyendo aves, pescados o mariscos, ni productos que la contengan.
Camilo Aburto, académico de la Escuela de Nutrición y Dietética de la U. Andrés Bello, detalla que “las dietas vegetarianas apropiadamente planificadas, incluyendo las dietas veganas, son saludables, nutricionalmente adecuadas y pueden resultar beneficiosas en la prevención y el tratamiento de algunas enfermedades”.
Según el nutricionista, “las dietas vegetarianas y veganas son adecuadas para todas las etapas de la vida, incluyendo embarazo, lactancia, infancia, adolescencia, vida adulta y vejez, así como para los atletas”.
El académico asegura que “las dietas predominantemente vegetales son más sostenibles desde el punto de vista medioambiental que las dietas ricas en productos animales, ya que utilizan menos recursos naturales y se asocian con un menor impacto medioambiental”.

Existen distintos tipos de vegetarianos, según el alimento que se incluya en la dieta. El nutricionista detalla:
ovolacteo-vegetariano: Incluye lácteos y huevos y excluye carne.
lacto-vegetariano: Incluye lácteos y excluye de la dieta los huevos además de la carne.
ovo-vegetariano: Incluye huevos y excluye lácteos además de la carne.
Vegano: excluyen de su alimentación carnes, productos lácteos huevos y todo producto que contenga algún producto de origen animal.
Semivegetarianos: Consumen carnes rojas, aves o pescados no más de 1 vez a la semana.
Pescovegetarianos: Consumen pescados y excluyen carnes, huevos y lácteos.
Crudivegano: Dieta basada en alimentos vegetales sin cocinar.
(El Mostrador)

jueves, 5 de diciembre de 2019

Mayonesa casera vegana

Ingredientes 250 ml. de aceite de girasol 125 ml. de leche de soja (u otra leche vegetal) 30 ml. de zumo de limón (2 cucharadas) Media cucharadita de sal Preparación Agitamos bien la leche vegetal y la ponemos en el vaso de la batidora de mano. Ponemos el brazo de la batidora en el fondo del vaso y sin levantarlo del fondo empezamos a batir a media potencia.


Poco a poco vamos echando un hilo de aceite a la vez que batimos sin levantar el brazo del fondo hasta acabarlo. Cuando empiece a emulsionar, empezamos a subir el brazo y seguimos batiendo de forma normal. Añadimos el zumo de limón y la sal sin dejar de batir. Si queremos darle un toque diferente podemos añadir alguna especia como curry o cúrcuma. También podemos darle un toque picante añadiendo unas gotitas de tabasco


En pocos minutos tendremos la veganesa lista. Podemos guardarla tapada en el frigorífico y mantendrá su textura y sabor durante unos días sin ningún problema.
(20minutos)

4 alimentos para bajar el colesterol

El cuerpo necesita el colesterol para su correcto funcionamiento, pero si hay un aumento del colesterol "malo", llamado LDL por sus siglas en inglés, puede generar problemas coronarios. Por este motivo, existen diversos alimentos que al consumirlos ayudan a regularlo.
El cuerpo necesita el colesterol pero si se tiene en exceso hay que regularlo, debido a que se puede pegar en las paredes de las arterias haciéndolas más chicas o bloqueándolas por completo, teniendo más chances de sufrir una enfermedad coronaria.
Hay dos tipos de colesterol, el "bueno" y el "malo". El colesterol de baja densidad, o LDL por su sigla en inglés, es el "malo", mientras que el colesterol de alta densidad, o HDL en inglés, es el "bueno". Para evitar que el LDL tape las arterias, hay algunos alimentos que se pueden consumir para regularlo.

Avena
La avena contiene fibra soluble que reduce el colesterol "malo". Puede reducir la absorción del colesterol en la sangre si se consumen de 5 a 10 gramos. Esta fibra también se encuentra en los porotos, manzanas y peras. Si, por ejemplo, se ingiere un tazón de avena en el desayuno y se lo complementa con frutas, la persona está consumiendo entre 4 y 6 gramos de fibra.

Frutos secos
Las almendras y otros frutos secos pueden mejorar el colesterol. Estudios indican que una dieta balanceada y con un consumo de un puñado de nueces reduce el riesgo de enfermedades del corazón.

Palta
Una palta al día puede ayudar a mejorar el colesterol malo en las personas que tienen sobrepeso. Esta es una potente fuente de nutrientes y se la puede incluir en muchas comidas: pisada, en rodajas o con un poquito de aceite de oliva.

Aceite de oliva
El aceite de oliva tiene una combinación de antioxidantes que pueden disminuir el colesterol malo. Con dos cucharadas soperas al día está más que suficiente.
Otra sugerencia:

Limitar la sal: No más de 2300 miligramos al día (una cucharadita). También incluidos los productos alimenticios, no solamente la sal que se agrega a las comidas. Esto reducirá el riesgo de tener enfermedades cardíacas.
(urgente24)

miércoles, 4 de diciembre de 2019

Risotto de champiñones

Ingredientes: (2 personas)
180 gramos de arroz arborio
Medio pimiento verde
Medio pimiento rojo
500 gramos de champiñones
1 ajo
Caldo de verduras casero
Sal

Cómo hacer risotto de champiñones:
1.- Comenzamos pochando los pimientos con el ajo a fuego lento.
2.- Una vez pochado, agregamos los champiñones laminados. Rehogamos unos 10 minutos. Salpimentamos.
3.- Incorporamos el arroz arborio. A ver, podemos usar arroz bomba si no tenemos el arroz arborio, pero ya lo venden en cualquier supermercado.
4.- Y ahora como he comentado antes, agregamos el caldo de verduras poco a poco hasta que quede cremoso y se haga el arroz. Rectificamos de sal y listo.
El Mundo

martes, 3 de diciembre de 2019

La Remolacha

La remolacha es en realidad el tallo bajo de una planta propia de la Europa mediterránea y ocidental. También se denomina betarraga o betabel. Su color, de rosáceo a violáceo o de anaranjando a rojizo y marrón llama especialmente la atención. Su pulpa suele ser de color rojo oscuro.
Posee una gran cantidad de azúcares. De hecho es una de las hortalizas más ricas en azúcares. Sin embargo aporta pocas calorías y, al tratarse de un alimento rico en fibra, estos azúcares se absorben lentamente.
También es fuente de ácido fólico, vitamina C y potasio, además de fósforo. Otros nutrientes son vitaminas B1, B2, B3 y B6 y minerales como el hierro y el yodo.
Las vitaminas y minerales que aporta intervienen en la producción de glóbulos rojos y blancos, la síntesis de material genético, el funcionamiento del metabolismo celular y el refuerzo del sistema inmunológico.

Buena para el corazón:
Es una buena opción en los casos de anemia, pero para favorecer la asimilación del hierro que contiene los expertos aconsejan mezclarlo con otro alimento que contenga vitamina C (como el limón o la naranja).
En cuanto a su carácter cardiosaludable, su contenido en óxido nítrico, vasodilatador que aumenta el flujo sanguíneo y favorece la llegada de oxígeno a los músculos, le convierte en un alimento especialmente útil para los deportistas.
Es rica en flavonoides gracias a la betaína, su pigmento rojo tan característico, lo que hace que tenga carácter antioxidante.
El yodo que contiene favorece el funcionamiento de la glándula tiroides, que regula el metabolismo, mientras que el potasio y el sodio son necesarios para la transmisión y generación del impulso nervioso, la actividad muscular, además de intervenir en el equilibrio de agua dentro y fuera de la célula.

Beneficios:
Contribuye a la reducción de presión arterial
Es antioxidante
Favorece el aspecto saludable de uñas, piel y cabello
Su cantidad de fibra ayuda a prevenir el estreñimiento

Debes saber que...
Su consumo no representa riesgos, si bien las personas con tendencia a formar piedras de oxalatos en el riñón deben consultar al médico, pues la remolacha es rica en ácido óxálico
En caso de anemia no se aconseja consumir remolacha junto a otros alimentos ricos en hierro pues podría producirse el efecto contrario. Debe consultarse a un profesional

Información nutricional (100 g):
Energía
30 kcal
Grasa
0,2 g
Agua
90,5 g
Proteínas
90,5
Carbohidratos
5,6 g
Fibra
2,5 g
Vitamina B9 (ácido fólico)
2 µg
Vitamina B3 (niacina)
0,3 mg
Vitamina C
2,8 mg
Potasio
190 mg
Sodio
120 mg
Calcio
19 mg
Hierro
0,5 mg
Yodo
0,1 µ (abc recetas)

domingo, 1 de diciembre de 2019

huevos cocidos con espinacas

Ingredientes:
800 gr de espinacas
250 gr de tomates
8 huevos
2 cucharadas de aceite de oliva
1 cucharada de pimentón dulce
Sal
2 cebollas
3 cucharadas de mayonesa

Cómo preparar huevos cocidos con espinacas:

Vamos a preparar las verduras en primer lugar. Pelamos la cebolla y lo cortamos en trocitos lo más pequeños posibles.
Lo picaremos para que se fusione mejor con el resto de los ingredientes.
Lavaremos las espinacas en caso de ser frescas y las trocearemos. Si son congeladas intentamos descongelarlas y cortarlas para que se mezclen mejor.
Ponemos a hervir 1 litro de agua con un chorrito de vinagre. Cuando empiece a hervir vamos a poner los huevos. Por efecto del vinagre se creará una fina capa envolvente que ayudará a que se cocinen mejor.
Con los huevos listos, preparamos el fondo. Ponemos un poco de aceite en la sartén, freiremos, en primer lugar, la cebolla. Dejaremos que se cocine con un poco de sal hasta que esté tierna, en ese momento ponemos las espinacas.
Pasados unos 4 minutos, las espinacas habrán conseguido tener un poco de color y sabor. Le añadimos el tomate pelado y troceado. Rectificamos de sal y pimienta, dejaremos que se cocinen unos minutos más.
Preparamos la presentación con un poco de pan en el fondo. Encima colocamos esta mezcla de espinacas y coronamos con el huevo. Podemos darle un aire de lo más especial decorando con la mayonesa y un poco de perejil.
OK DIARIO

“Pastel de nubes” Sin harina, sin azúcar, sin mantequilla.

Ingredientes:

Para cocinar base (tortas):
+ 8 claras de huevo,
+ 2,5 cucharadas de harina de avena,
+ 1 cucharada maicena,
+ 150 g de avellanas,
+ 5 cucharadas de edulcorante,
+ ácido cítrico en la punta de un cuchillo.
Para cocinar relleno:
+ 3 yemas de huevo,
+ cacao en polvo 25g,
+ 1/2 taza de leche,
+ 1 cucharada maicena,
+ edulcorante en el gusto,
+ 250 g queso crema (como Philadelphia),
+ 1 cucharada de harina de avena.

Cómo prepararlo:
Para cocinar las tortas:
1. Moler las copas de avena en un molinillo de café hasta obtener una consistencia de harina.
2. Las nueces se fríen en una sartén.
3. Picar las nueces.
4. Mezclar las nueces y la harina de avena.
5. Batir las claras con la adición del ácido cítrico. Cuando se convierta en blanco, poco a poco, tenemos que añadir edulcorante y batir hasta los picos duros.
6. Mezclar las claras con la harina de avena y las nueces.
7. Ponemos la mezcla en 2 moldes.
8. Tenemos que hornear los dos pasteles a la vez.
9. Horneamos los pasteles en un horno durante 20 minutos a una temperatura de 150 ° C, y después durante otros 30 minutos a 120ºC, seguido por otros 30 minutos a una temperatura de 90 ° C.

Nata para cocinar:
1. Calentamos la leche hasta que hierva, pero no la hervimos.
2. Batir las yemas de huevo, añadir la maizena y edulcorante.
3. Vierta poco a poco la leche en la mezcla de la yema mientras la batimos.
4. Poner a fuego lento y mezclar hasta que la mezcla esté espesa.
5. Dejar enfriar y añadir el queso crema y 1 cucharada de harina de avena. Mezclar.
6. Dividimos la crema por la mitad.
7. En una parte añadir el cacao y mezclar bien.

Hacemos la tarta:
1. Sacamos las tortas enfriadas de los moldes.
2. Ponemos la crema blanca encima de una torta y tapamos con la otra.
3. Pones la crema de cacao encima de la tarta entera en los lados y arriba
4. Decorar el pastel con las nueces picadas. También se puede utilizar la crema y las frutas confitadas.
5. Lo ponemos en la nevera durante una noche.
womensinterest.com

jueves, 28 de noviembre de 2019

Los neuroalimentos que protegen el cerebro contra las enfermedades

Neuroalimentos, o brain food, son algunos de los términos que usamos desde la neurociencia para hablar de los alimentos que la ciencia ha demostrado que sirven para proteger el cerebro contra enfermedades, potencian el desarrollo y permiten un funcionamiento óptimo.
Cada año conocemos más y más datos acerca de cómo la nutrición tiene una repercusión directa en el desarrollo, funcionamiento y envejecimiento de nuestro cerebro. Y la mejor noticia es que hoy sabemos que cuidarlo está en nosotros, en nuestras decisiones del día a día y que hay muchas cosas que podemos hacer para desarrollar y conservar un cerebro sano y fuerte toda la vida.

La ciencia que estudia el desarrollo y funcionamiento del cerebro nos ha revelado datos sorprendentes de la relación cerebro - alimentación. Primero sabemos que el 25 por ciento de lo que comemos se metaboliza en el cerebro y que se transforma en energía que le permite la creación de nuevas neuronas así como la conexión de una neurona con otra. Además se ha comprobado que el cerebro utiliza energía para comunicarse y que toda esa energía-alimento que ingerimos y que consume nuestros cerebro es la que nos permite poner atención, tener mayor y mejor memoria y un estado de ánimo más estable, alegre y positivo y además de más energía.

Por otro lado sabemos que una nutrición poco neurosaludable puede volvernos vulnerables y proclives a presentar trastornos del estado de ánimo, problemas de aprendizaje, trastornos depresivos o de ansiedad, problemas del sueño, trastornos demenciales y pueden afectar nuestra capacidad de concentrarnos y acelerar nuestro envejecimiento cerebral.
Así, la ciencia nos enseña que los beneficios de los alimentos neurosaludables son mayores cuanto antes comencemos a consumirlos. En este sentido, el envejecimiento cerebral y las demencias pueden relacionarse con hábitos nutricionales que vienen desde la infancia. Por esta misma razón, es bueno empezar a prevenir.

La nutrición es uno de los pilares más importantes para cuidar y potenciar la salud cerebral. El niño que aprende desde sus primeros años de vida a alimentarse de una manera saludable para su cerebro, podrá́ disfrutar de sus habilidades cognitivas y emocionales, pero además proteger su cerebro contra enfermedades neurodegenerativas hereditarias.
Cabe la aclaración de que la neuroalimentación no es lo mismo que la nutrición. Ya que sabemos que todos los niños necesitan de todas las fuentes alimenticias y para esto contamos con profesionales en el ámbito de nutrición. Pero desde la óptica de la neuroalimentación, les quiero recomendar algunos alimentos que debemos tener en casa, siempre pensando en el cerebro de nuestros hijos.

*El Omega 3 es un alimento que no puede faltar en nuestra dieta, especialmente el pescado azul como el salmón, atún y sardinas. Pero además lo podemos encontrar en las semillas de Chía y la palta. Este gran alimento beneficia la concentración, la velocidad en la que procesamos la información, el aprendizaje y la memoria además de contribuir al desarrollo de un estado de ánimo más saludable.

*El huevo, de cualquier forma, huevo duro frito, revuelto, en tarta y hasta en forma de tortilla. El huevo es un alimento muy saludable para los niños porque aporta proteína. Para el cerebro, lo que más importante es la yema porque nos aporta colina que potencia el desarrollo de la memoria. Lo ideal es mezclarlo con un hidrato de carbono integral como el pan integral para potenciar su acción.

*Las frutas, de todo color y sabor. La fructuosa es considerada la mejor fuente de glucosa y el cerebro necesita muchísima glucosa. Entonces, a amigarse con las frutas a la hora del desayuno y las meriendas y como postres después del almuerzo y la cena es la mejor fuente de energía que necesita el cerebro de los niños. Las frutas son nuestro mejor aliado como neuroprotectores, protegen las neuronas del envejecimiento pero además ayudan a sintetizar

*Las nueces y frutos secos, un gran snack para grandes y chicos. Para mayores de 3 años según la Academia de Pediatría las nueces sólidas, sin embargo antes, siempre bajo aprobación del pediatra, las podemos incorporar como manteca, mantequilla de maní, de almendras, etc. Son alimentos neuroprotectores que además favorecer el buen funcionamiento de nuestras capacidades cognitivas permiten tener un pensamiento más ágil, mejor razonamiento, memoria y rendimiento intelectual.
tn.com

martes, 26 de noviembre de 2019

Mermelada de frutas y semillas de chía

Ingredientes:
- 2 tazas de la fruta de su preferencia (300 g)
- 1 cucharada de semillas de chía (15 g)
- 5 cucharadas de miel de abeja, u otro edulcorante (125 g)
- Agua

Preparación:
Para comenzar, en una olla colocar la fruta con agua y cocinar durante 10 minutos a fuego bajo. Añadir la fruta en un recipiente y triturar con un tenedor.
Luego, agregar la chía y la miel o el edulcorante escogido. Cocinar durante otros dos minutos y rectificar el dulce. Si la textura no es la deseada se puede agregar un poco de agua y listo.
wapa

sábado, 23 de noviembre de 2019

Lo que los antiguos egipcios dijeron sobre el pan que comemos

El Antiguo Egipto sigue despertando mucho interés en la civilización actual, tanto es así que los niños en los museos, generalmente, lo primero que quieren visitar es las tumbas y los sarcófagos. Quizá son los misterios y enigmas de sus faraones, su religión con cientos de dioses, las pirámides... todo en ellos tiene un aura diferente, hecho de otro tiempo, que llama la atención del hombre actual.

Lo que quizá no sabemos es cuánto nos han influido también en lo referente a nuestra alimentación. Hoy, alrededor de una de cada cinco calorías que consumimos provienen del trigo (¿eres de los que no pueden comer sin pan?), y lo más curioso es que la mayoría de las especies de este trigo tienen un origen híbrido. En algunos casos, su material genético probablemente se intercambió entre distintas especies con los primeros agricultores, en otros, simplemente los agricultores modernos han hecho cruces entre especies para introducir variaciones genéticas que sirvan para, por ejemplo, resistir a enfermedades.

La alimentación en el Antiguo Egipto se conoce por los textos grabados en las paredes de templos y tumbas, que dejaron testimonios de los hábitos. Abundaba la producción de cebollas, ajos, pepinos, lechugas, garbanzos o lentejas. Usaban también especias como el cilantro y el comino, aunque diferían de nosotros en que apenas tomaban carne de ternera. Sin embargo, los alimentos básicos eran el pan (había más de una veintena de tipos diferentes) y la cerveza, elaborada con cebada. El primero, junto con el aceite y el vino, fueron los primitivos alimentos procesados en la historia de la humanidad, puesto que los cereales por sí solos no pueden ser adecuadamente digeridos por el aparato digestivo humano. Sin embargo, al procesarse, se convirtió en un alimento básico porque aporta carbohidratos.

Las condiciones para cultivar el cereal en el Nilo eran muy favorables debido a las crecidas periódicas. De hecho, el trigo se cultivó por primera vez en la región de la Media Luna Fértil de Oriente Medio, donde todavía hay poblaciones de trigo emmer, una especie con la que es muy difícil separar el grano de la paja. Era el más común en el Egipto de los faraones, quizá porque se adaptaba al clima local muy bien, o quizá se trató más bien de una cuestión de preferencia cultural o por el sabor. "En realidad nosotros no solemos tomar pan hecho con este tipo", indica Scott. "Preparé una muestra porque tenía curiosidad, el sabor es muy dulce", añade.

Lo curioso es que el cultivo de trigo nos sirve para entender cómo las culturas fueron expandiéndose. Por ejemplo, como señala Scott: "De los trigos emmer cultivados con datos genéticos comparables disponibles, el egipcio era muy similar al emmer moderno cultivado en Turquía, Omán e India. Esto sugiere una conexión genética entre las primeras expansiones hacia el este y hacia el sur".

Quizá, casualmente o deliberadamente, los humanos han cambiado las plantas del cultivo. El de emmer, por ejemplo, ha virado hacia otros que son más fáciles de procesar. Como dice Scott: "A medida que mejoren las tecnologías genéticas los científicos esperamos que eso pueda ayudar a la mejora del trigo y también a satisfacer las crecientes demandas mundiales".
El confidencial

Salami vegano

Ingredientes:
2 unidades
1. soja texturizada
2. maizena
3. agua caliente
4. caldo vegetal
5. pan rallado
6. salsa de soja
7. ajo
8. cebolla pequeña
9. comino
10. orégano
11. perejil seco o fresco bien picado
12. sal
13. pimienta
14. pimentón
15. nuez moscada
16. aceite de oliva

Preparación:
Diluye el cubito de caldo en el agua caliente y rehidrata la soja con ello durante unos 10-15 minutos.
Mientras se rehidrata la soja picar muy fino la cebolla y sofreír hasta que se transparente un poco. En este momento añadimos el diente de ajo bien machacado con una pizca de sal y pimienta. Reservar.
Cuando tengas la soja hidratada la dejas en un colador para que suelte el exceso de caldo.
En un cuenco mezclamos todos los ingredientes menos la maizena que se añade justo al final con la levadura en polvo.
Va a salir una mezcla bastante pegajosa pero manejable que se va a separar en dos partes.
En papel film después de darle la forma de un rulo lo enrollamos bien apretado y cerrando los dos extremos retorcer como un caramelo hacemos un nudo en cada lado. Para asegurar que no se sale la mezcla mientras la cocción volver a repetir el proceso.
Después de tener bien enrollados los dos rulos los cocemos al vapor durante 40 minutos aproximadamente. Después de ese tiempo los dejamos templar y luego los guardamos en la nevera mínimo una hora antes de cortar.
(cookpad.com)

lunes, 18 de noviembre de 2019

5 beneficios del perejil

Es indudable que nuestra alimentación influye en nuestra salud, por lo que comer de forma nutritiva es un hábito vital para afrontar la rutina, así como prevenir enfermedades.
Uno de los alimentos que puede ayudarte a complementar tu nutrición es el perejil. Y estos 5 beneficios a la salud asociados a él, quizás te convenzan de utilizarlo más a menudo.

1. Lucha contra la fatiga
El perejil es muy rico en hierro, por lo que se aconseja mucho a pacientes que sufren de anemia.
Con tomar dos cucharadas de perejil absorberías el 2% de la cantidad de hierro que deberías consumir diariamente. Básicamente, una pizca de perejil nunca cae mal.

2. Previene los cálculos renales
Hay evidencia que sugiere que el perejil ayuda a tener funciones renales saludables. Un estudio científico halló que la ingesta de hojas y raíces de perejil es capaz de reducir los depósitos de oxalato de calcio en los animales. Estos depósitos suelen complicar la función renal.

3. Combate el cáncer
El perejil tiene poderosas propiedades anticancerígenas que le permiten combatir el cáncer de 3 maneras distintas: elimina los radicales libres sin dañar las células, protege el ADN del daño que genera el cáncer u otras enfermedades, e inhibe la migración de células cancerosas en el cuerpo.

4. Previene y trata la diabetes
El perejil es un alimento muy rico en un componente conocido como mirecetina. Este es un nutriente natural capaz de combatir esta enfermedad, dado que reduce la posibilidad de sufrir diabetes tipo 2 en un 26%.

5. Optimiza la nutrición
El perejil tiene tanto vitamina K como vitamina C. La primera contribuye mucho a la salud de los huesos, mientras que la vitamina C hace del perejil un buen refuerzo inmunitario.
Esta planta también una buena fuente de betacaroteno, un antioxidante que nos protege del daño de los radicales libres y que previene los efectos del envejecimiento.

Estos beneficios asociados al consumo de perejil lo convierten en un alimento con un aroma delicioso, y recomendado para integrar a tu dieta de forma activa y frecuente.

Fuente: as.com

sábado, 16 de noviembre de 2019

Pudín de chocolate y chía

Ingredientes:
- 2 vasos de leche de almendra o coco (400 ml)
- 6 dátiles
- 1 taza de semillas de chía (120 g)
- ⅓ taza de cacao en polvo (50 g)
- ¼ taza de mantequilla (50 g)
- 1 cucharada de extracto de vainilla (15 ml)
- 1 cucharada de miel (opcional) (25 g)

Preparación:
El primero paso es mezclar las semillas de chía con la leche. Luego, agregar la mantequilla, los dátiles, el cacao en polvo, la vainilla y la miel, y combinar obtener una mezcla homogénea.
Acto seguido, refrigerar durante cuatro horas y listo. Solo recuerda que antes de servirlo se tritura para lograr una textura suave y cremosa.
(wapa)

Tarta Donna Rosa Sin harina, sin azúcar, sin mantequilla!!

Ingredientes:

Para cocinar base (tortas):
+ 50 gr nueces de anacardo (avellana, nuez),
+ 4 claras de huevo,
+ 1,5 cucharadas de maicena,
+ Miel al gusto.
Para la crema:
+ 250 ml de leche,
+ 3-4 yemas de huevo,
+ 1 cucharada de maicena,
+ Edulcorante al gusto,
+ 1,5 cucharadas (30 gramos) de yogur griego,
+ 25 g de nueces,
+ 1 cucharada maicena,
+ Edulcorante al gusto.

Fabricación de tortas
1. Picar las nueces de anacardo (u otros frutos secos).
2. Batir las claras a punto de picos duros, añadiendo poco a poco la miel (la miel debe ser un líquido).
3. Mezclar las claras con maicena y nueces con cuidado hasta que esté bien mezclado.
4. Ponemos sobre una bandeja para hornear en forma de círculo – 3 tortas. Usa el papel para hornear o silicona para la bandeja.
5. Hornear a 150 ° C en un horno durante 15 minutos, a continuación, reducir la temperatura a 100 ° C y dejar secar en el horno durante 1,5 horas. Debe obtener las tortas crujientes.
6. Dejar enfriar las tortas a temperatura ambiente.
La crema
1. Batir con una batidora todos los ingredientes de la crema. Poner a fuego lento y mezclar hasta que la mezcla esté espesa.
2. Dejar enfriar la crema a temperatura ambiente y después meter a la nevera para que se enfríe más.
Hacemos la tarta
1. Añadir a la crema enfriada el yogur y batirlo bien.
2. Picar las nueces.
3. Poner en cada torta la crema y las nueces y ponemos las tortas una encima de la otra.
4. Ponemos la crema encima y por los lados de la tarta y la decoramos con las nueces.
5. Meter la tarta en la nevera para toda la noche.
(womensinterest.com)

miércoles, 13 de noviembre de 2019

McDonald’s lanzó su primera “hamburguesa vegetal”

La cadena de comida rápida se sumó a la tendencia de la comida vegana y vegetariana y creó una hamburguesa hecha solo de vegetales, pero que tiene gusto similar a la carne. Solo está disponible en algunas ciudades de Canadá, pero cientos de fanáticos estadounidenses viajan a los 28 restaurantes seleccionados para probarla.
Los movimientos vegetarianos y veganos están tomando un lugar importante en la sociedad y las grandes marcas tratan de sacar el máximo provecho de este nuevo nicho. 

Por eso, McDonald’s decidió lanzar al mercado su primera hamburguesa hecha de vegetales, pero que luce y tiene gusto a una de carne regular. Ya lo ha hecho KFC y también su competidor Burger King, que ofrece su clásico Whopper 100% vegetal.  
El nuevo plato se llama P.L.T, por "Plantas, lechuga y tomate”. Tiene un pan de sésamo, pepinos, lechuga, una salsa símil mayonesa, ketchup, mostaza y queso cheddar. También se le puede agregar pancita, pero pagándolo aparte. 
La carne “falsa” la crea el laboratorio Beyond Meat, que trabaja para las cadenas Carl’s Jr. y KFC. 
Pero no está disponible para todo el mundo, sino para solo 28 restaurantes cercanos a Ontario, Canadá. Este lanzamiento es un test de producto, ya que la compañía evaluará si es o no rentable. 

Por supuesto, hay diferencias nutricionales. La hamburguesa vegana tiene 460 calorías, 17 gramos de proteína, 25 gramos de grasa, 42 gramos de carbohidratos. Un Big Mac tiene 520 calorías y 28 gramos de grasa. Una hamburguesa de queso tiene 290 calorías y 11 gramos de grasa, según Forbes. 
La vicepresidente de estrategias globales de menú de la compañía, Ann Wahlgren, se expresó sobre este nuevo plato: “Durante esta prueba, estamos emocionados de escuchar lo que a los clientes les gustó más de P.L.T. para ayudar a nuestros mercados globales a entender lo que es mejor para sus clientes. Esta prueba nos permitirá aprender más sobre las implicaciones reales de servir el P.L.T., incluyendo la demanda de los clientes y el impacto en las operaciones de los restaurantes”.

Debido a esta nueva incorporación, las acciones de Beyond Meat subieron un 12%, sumando ya un crecimiento del 517% desde mayo de este año.
Cientos de fanáticos de la cadena estadounidenses viajaron hasta Canadá para probar este producto, que estará disponible por solo 12 semanas. 
urgente24

Pastelitos de semillas de chía

Ingredientes:
- 4 tazas de semillas de chía tostadas (unos 500 g)
- ¾ taza de azúcar (150 g)
- 1 sobre de levadura en polvo (30 g)
- 1 cucharada de aceite de oliva (15 ml)
- Azúcar para espolvorear

Preparación:
Para iniciar, en un bol se baten las yemas con el azúcar, la chía, el aceite y la levadura hasta obtener una mezcla consistente y homogénea.
Luego, con la masa se elaboran círculos del tamaño de una nuez, que luego aplastaremos sobre una superficie impregnada con azúcar para espolvorear.
Posteriormente, se colocan en una bandeja engrasada con aceite y se llevan al horno durante 20 minutos, a una temperatura de 170 °C. La parte espolvoreada con azúcar debe colocarse hacia arriba y listo. Servir cuando estén frías.(wapa)

sábado, 9 de noviembre de 2019

pan de plátano

Para tu pan de plátano necesitas:
1 1/2 taza de harina integral
1 cucharada de polvo para hornear
1/4 de cucharadita de sal
1/2 taza de avena instantánea
1/2 taza de mantequilla
3/4 de taza de azúcar morena
2 huevos
2 1/3 de tazas de plátano maduro aplastado
1 taza de nuez picada
1 L de helado de vainilla

Paso a paso:
Combina la harina con el polvo para hornear, la sal y la avena.
Reserva un momento.
En otro recipiente, acrema la mantequilla con el azúcar morena.
Agrega uno a uno los huevos y el plátano; bate hasta integrar bien.
Une ambas preparaciones.
Envuelve la mitad de la nuez en ella y vierte la mezcla a un molde para panqué previamente engrasado y enharinado.
Espolvorea encima la nuez restante.
Hornea a 175 ºC por 50 minutos o hasta que al insertar un palillo, salga limpio.
Enfría ligeramente el panqué.
Desmóldalo y permite que enfríe sobre una rejilla.
Sírvelo acompañando con el helado de vainilla.
informe21

jueves, 7 de noviembre de 2019

Tipos de arroz: en qué se diferencian y cuál es el mejor

El arroz es uno de esos alimentos que levanta pasiones. No solo es un cereal nutritivo y uno de los más versátiles desde el punto de vista culinario (existen infinitas recetas con arroz), sino que además es el ingrediente fundamental de la paella (o mejor dicho, del arroz hecho en paella), que es uno de los iconos de la gastronomía española (no te pierdas «Paella power», el gran libro de los arroces del chef Rodrigo de la Calle). Por no hablar de que para la mitad de la población mundial supone la principal fuente de energía de su alimentación.

Existen diferentes tipos de arroz. Pero el arroz integral es el más aconsejable porque conserva su grano entero, de ahí su mayor interés nutricional, según explica Adriana Oroz, dietista-nutricionista de la clínica Alimmenta. «Esto quiere decir que el grano contiene: el salvado, donde se encuentra presente la fibra, las vitaminas, los minerales, los antioxidantes y ciertos fitoquímicos; el endoespermo, donde están las proteínas, los hidratos de carbono complejos, algunos minerales y vitaminas y, por último, el germen, que además de más antioxidantes y fitoquímicos, aporta grasa», detalla Oroz.
Otras variedades de arroz que mantienen su grano entero son el arroz negro, el arroz salvaje y el arroz rojo. Sobre su color, la dietista-nutricionista de Alimmenta aclara que se debe a que mantiene su cáscara intacta porque no se somete a ningún refinamiento y eso hace que, según destaca, también resulten cereales más interesantes a nivel nutricional.
En cambio, el arroz blanco o basmati solo mantiene la parte del endospermo, por lo que su calidad nutricional es más baja. «La diferencia entre las variedades de arroz reside únicamente en su calidad y composición nutricional, no en las calorías, ya que a nivel calórico no existen muchas diferencias entre unos y otros», afirma.

¿Cuál es el tipo de arroz mejor para la salud?
Aclara Adriana Oroz que lo más aconsejable para la población general es consumir el arroz en su versión integral por su mayor riqueza de nutrientes. Además, su mayor contenido en fibra sacia más y ayuda a regular mejor los niveles de azúcar en sangre por lo que, según añade, resulta interesante para controlar ciertas alteraciones cardiovasculares (diabetes, resistencia a la insulina, sobrepeso...). Eso sí, la experta de Alimmenta aclara que para algunas personas que tengan ciertas patologías digestivas que les lleve a tolerar peor la fibra, es recomendable que consuman arroz blanco en lugar de integral.

Cómo combinar mejor el arroz
Para que la comida resulte completa nutricionalmente la dietista-nutricionista recomienda combinar el arroz, que es fuente de hidratos de carbono, con un acompañamiento o ración vegetal en forma de ensalada o verduras cocinadas (wok, al horno, guisadas...) y con una ración de proteínas de buena calidad, como legumbres, huevo, frutos secos, pescado o carne.
«Si hablamos de plato único, lo ideal sería que la mitad del plato esté compuesto por vegetales (crudos o cocinados), un cuarto de proteína y otro cuarto restante con carbohidratos, que en este caso sería el arroz», propone Oroz. Esta distribución, según explica, se conoce como el «método del plato» y es una herramienta práctica a la hora de repartir los alimentos en el plato para que resulten completo, saludable y suficiente.
En el caso de que se consuma el arroz como «paella» recomienda combinarlo como plato único y principal con un primer plato o entrante de ensalada o verdura.
Su consejo al consumir arroz es combinarlo de esta manera y, en general, fomentar más platos como «verduras con arroz» y no tanto «arroz con verduras».

El falso mito: ¿engorda si lo como por la noche?
La premisa es clara y, tal como comentó igualmente pero en torno la pasta la dietista-nutricionista Mariana Álvarez, Adriana Oroz afirma que ningún alimento como tal engorda, se consuma a la hora que se consuma (mañana, mediodía o noche). «Lo que determina la subida de peso es un exceso calórico total no ajustado a las necesidades reales de una persona», aclara Oroz. No obstante, la experta aclara que, lógicamente, no es lo mismo añadir un puñado de arroz a la ensalada o combinarlo con unas verduras al wok, que hacer un plato único y grande de arroz con tomate frito por la noche. «No es el alimento, sino tal vez la cantidad en la que se consuma lo que puede influir en el aporte calórico total», aclara.

Es mucho o poco el arroz que como?
La ración puede ser variable, pues hay que tener en cuenta las necesidades individuales. Pero para hacernos una idea Adriana Oroz pone un ejemplo: si tenemos ne cuenta la proporción de un plato (1/4) en el marco del «método del plato», una ración moderada podría ser de entre 50-60 gramos en crudo dentro de una alimentación equilibrada.
La experta señala que el arroz es un cereal que se recomienda consumir dentro de una alimentación variada, puesto que la variedad siempre enriquece nutricionalmente y emocionalmente. Así, no es que sea malo comer arroz cada día, pues es un cereal interesante (sobre todo el integral), pero si se varía, mucho mejor.
(abc)

Reducir brecha tecnológica será clave para una nueva agricultura en América

Reducir las brechas tecnológicas y sociales en Latinoamérica y el Caribe será un punto clave para la transformación del sector agrícola de la región hacia uno más productivo y sustentable, opinaron este miércoles expertos en el tema.
A esta conclusión llegaron los participantes del foro "Oportunidades para la inclusión rural en la era digital", que se llevó a cabo durante la Conferencia de Ministros de Agricultura de las Américas 2019, organizada en Costa Rica por el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA).
Datos del Instituto señalan que en Latinoamérica y el Caribe hay unas 59 millones de personas pobres en zonas rurales, que equivale al 46 % de la población de esas áreas.

El director general del IICA, Manuel Otero, manifestó que "estamos llegando a un momento en la sociedad del conocimiento en que tenemos la posibilidad estar conectados todo el tiempo" y en el que poco a poco se eliminan los "límites rígidos de lo urbano y lo rural" en cuanto a conectividad.
"Hay que hacer inversiones fuertes para que los productores puedan estar conectados y tomar decisiones en tiempo real. Con las nuevas tecnologías y la visibilización de las mujeres y los jóvenes estamos en condiciones de emprender una revolución en nuestras zonas rurales. Es el momento de capitalizar las oportunidades que ofrecen las nuevas tecnologías", afirmó.
Según Otero, la capacitación y un mayor uso de las tecnologías de información y comunicación en las cadenas productivas agropecuarias "son fundamentales" y permitirá en un futuro que "en lugar de estar preocupados del éxodo, se creará una atracción fuerte hacia las zonas rurales donde habrá una nueva agricultura".

La gerente general del Sector Público de Microsoft para Latinoamérica, Anayda Frisneda, dijo en el foro que la agricultura se puede beneficiar y mejorar su productividad mediante el uso de la nube y de inteligencia artificial, "sin necesidad de grandes inversiones en infraestructura".
Citó como ejemplos de herramientas tecnológicas los censores que capturan información para la toma de decisiones en tiempo real y algoritmos de inteligencia artificial.
Estos se pueden aplicar en agricultura de precisión, cultivo inteligente, predicciones de producción, vigilancia con drones, planificación y almacenamiento de cosechas, analítica, entre otros, comentó Frisneda.
"Cuando pensamos en inteligencia artificial lo vemos como algo lejano, pero ya está presente y es parte de las soluciones que aplica la región", aseguró la representante de Microsoft.
Frisneda señaló que el 30 % de las soluciones de transformación digital ya usan inteligencia artificial y que los Gobiernos están comenzando a entender de la importancia de este asunto, en países como Costa Rica y Colombia, donde están trabajando en una agenda de transformación digital.
La representante de Microsoft dijo que en la región hay brechas sociales, de empleo, de género y de tecnología.
El secretario de agricultura de México, Víctor Villalobos, destacó la importancia de que los productores tengan acceso a las nuevas tecnologías, pero advirtió que ello, por sí solo, no va a resolver los problemas de las zonas rurales, por lo que hay que trabajar en conjunto otras áreas prioritarias para reducir la pobreza y la desigualdad.

El ministro de agricultura de República Dominicana, Osmar Benítez, citó como ejemplo el programa de su país "República Digital" para disminuir la brecha digital en zonas urbanas y rurales, lo que beneficiará a los productores agrícolas.
La Conferencia de Ministros de Agricultura de las Américas terminará el jueves luego de tres días de reuniones.
EFE

lunes, 4 de noviembre de 2019

Sopa de cebada vegetariana

Ingredientes:
Cebada perlada – 200 g (en tiendas de dietética y online)
Cebolla – ½ unidad
Nabos – 3 unidades
Dientes de ajo – 2 unidades
Aceite de girasol – 2 cucharadas
Apio – 2 tallos
Zanahorias – 1 unidad
Champiñones de lata laminados – 200 g
Caldo de verduras – 900 ml
Hojas de laurel – 2 unidades
Curry– ½ cucharadita
Zumo de limón – El de medio limón
Sal –al gusto
Popurrí de pimientas –al gusto
Perejil – varias ramitas

Preparación:
1. Lavar la zanahoria, los nabos y los tallos de apio. Cortar en trocitos.
Pelar la cebolla y los ajos. Picar la cebolla y cortar los ajos en trocitos medianos
.Agrega aceite de girasol a una cacerola.
Saltear la cebolla durante tres o cuatro minutos. A continuación agrega los ajos y sofríe dos minutos más.
Añade el apio y las zanahorias. Saltea durante cinco minutos a fuego medio.
Incorpora los trocitos de nabo, y el caldo de verduras. Cocer a fuego lento durante 50 minutos. Tapando la cacerola (pero no por completo).
Cada 20 minutos remover.
Transcurrido los 50 minutos probar el caldo, sazonar con curry sal, y el popurrí de pimientas.
Añadir los champiñones laminados bien escurridos.
Incorpora las ramitas de perejil enteras y el zumo de limón.
Dejar reposar durante 5 minutos.
Retirar las ramitas de perejil, y servir.
(periodista digital)

Crema de coliflor

Ingredientes:
Coliflor – 600 g
Leche – 500 ml
Harina – 3 cucharadas rasas
Mantequilla – 2 cucharadas
Sal – al gusto

Preparación:
1. Corta la coliflor y pones en un escurridor, deja caer el agua para eliminar posibles restos de tierra. Escurre.
2. Si prefieres hacer la receta más rápido usaremos la olla exprés. Si optas por la cocción tradicional pues usamos una cazuela u olla.
Para hacerlo en la olla exprés, añadimos la coliflor a la olla cubrimos hasta un poco más de la mitad con agua y añadimos un poco de sal. Programar 7 minutos.
Si la cueces en una olla convencional, se cubre hasta arriba de agua, sazona con sal y se cuece  20 o 25 minutos, (hasta que esté tierna).
Transcurrido el tiempo de cocción, aprovechamos el agua de la cocción. La colamos y dejamos enfriar.
Mezclar el caldo de la cocción que nos haya quedado, con la leche y agua hasta que nos quede alrededor de 1 litro de líquido.
En un cazo añadir la mantequilla y las cucharadas de harina. Remover con una cuchara hasta que se integren.
Agregar entonces el caldo poco a poco sin dejar de remover.
Dejar que hierva y luego apagar el fuego.
Reservar un poco de coliflor para adornar, el resto se agrega al caldo anterior.
Triturar con la batidora de mano hasta obtener una crema homogénea. Rectificar el punto de sal.
(periodista digital)

viernes, 1 de noviembre de 2019

Tendencias Ni vegano ni omnívoro: por qué para ayudar al planeta hay que comer como un “climatarian”

Cada vez, son más los consumidores a nivel mundial que deciden incorporar estilos de vida más saludables y más amables para el medioambiente. Y es que la conciencia ambiental es algo que se da sobre todo en las nuevas generaciones, ya que tienen un mayor entendimiento y comprensión sobre el impacto de los seres humanos sobre el ecosistema. Especialmente el impacto negativo.

Para reducir el impacto y las acciones negativas del ser humano, hay personas que eligen ser vegetarianas o veganas. Según una encuesta realizada en los Estados Unidos, existen alrededor de dos millones de vegetarianos -definidos como alguien que nunca consume carne de res, pescado, comida de mar ni aves de corral- cuyas edades oscilan entre los 8 y los 18 años, lo que representa al 4% de ese grupo etario. Eso supera al 3,3% de adultos encuestados que se declararon a sí mismos como vegetarianos. Muchos niños a edades muy tempranas deciden convertirse en vegetarianos, impulsados principalmente por preocupaciones éticas y los efectos de la producción de carne en el medioambiente.

Al igual que el origen del vegetarianismo y del veganismo, hay una nueva conducta que impulsa a comer únicamente lo que sea bueno para el planeta. A este grupo de personas se los denomina climatarians. El diccionario Cambridge Dictionary los define como las personas que eligen qué consumir de acuerdo con lo que es menos perjudicial para el medio ambiente.

“El cambio en la dieta puede tener beneficios ambientales a gran escala que no son alcanzables únicamente por los productores”, dictaba un informe elaborado por el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC) de Naciones Unidas, evidenciando el papel fundamental de la alimentación por el cambio climático.

De este modo, los climatarians son aquellas personas que alinean el modo de alimentarse con el medioambiente. A diferencia de una persona vegana o vegetariana, pueden o no consumir carnes, ya que no es un requisito comer únicamente fruta, legumbres y verduras. Y es que consumir únicamente verduras o frutas no es sinónimo de respetar el medio ambiente. Por ejemplo, si cada gajo de mandarina que se consume viene en una bandeja de plástico, eso es perjudicial, ya que la degradación de estos residuos también contribuye al cambio climático, según un estudio de la Universidad de Hawái publicado en la revista PloS ONE.

Cómo volverse un climatarian

“Hay dos maneras de adquirir un comportamiento más amable con el planeta. La primer es la de comer frutas o verduras de estación y que la persona sepa que se producen localmente. Cuanto más natural y fresco mejor. La segunda es la de intentar calcular a través de las etiquetas de alimentos la huella de carbono y la huella híbrida, referido a la cantidad de agua que se usa para producir el alimento”, dijo a Infobae Alejandro Inti Bonomo, responsable de la carrera de Gestión Ambiental de la Universidad Argentina de la Empresa (UADE).



De este modo, el especialista en gestión ambiental explicó que una persona puede disminuir el impacto negativo con tan solo mirar la etiqueta: “La persona puede identificar el lugar de origen de producción, el carbono que se gasta en la producción del alimento, si es un alimento procesado gastará más energía y si es de otro lugar, cómo llegó al lugar de compra, ya que si es de otro país seguramente habrá gastado combustible. Por ejemplo, una manzana, que es un alimento súper saludable, no tendrá la misma huella de carbono si se produce aquí en Buenos Aires que si la traen desde Italia”.

“Me parece que cada vez aparecen más tendencias que van hacia un consumo más racional con el ambiente de alimentos y cambiar desde el consumo la manera que se produce. Hay un montón de aristas y acciones que se pueden implementar para reducir el impacto negativo, desde comer cosas locales, de estación a leer la letra chica del etiquetado sobre el origen del proceso”, concluyó Bonomo.
(Infobae)

jueves, 31 de octubre de 2019

El «azúcar oculto» no está tan oculto

Cuando hablamos de «azúcar oculto» podríamos pensar que no está incluido en el etiquetado nutricional, pero sí lo está. No es un engaño, ni un fraude por parte de la industria alimentaria. Lo que sucede es que en ocasiones lo encontramos con otros nombres que no reconocemos o bien lo que sucede es que confiamos en que determinados productos no lo contienen cuando la realidad es que sí.
Leer las etiquetas nunca se convirtió en una labor tan importante. Si consigues crear el hábito de echarle un ojo, no tomarás azúcar de más.
Hoy en día la OMS (Organización Mundial de la Salud) ha cambiado las recomendaciones en cuanto al consumo de azúcar. Si hace años que recomendaba no sobrepasar su consumo en un 10% de la ingesta total al día, ahora se aconseja no superar un 5%, lo que equivale a unos 25 gramos de azúcar al día. Y si la OMS ha cambiado esta recomendación… por algo será.
Esto es debido a la gran incidencia de diabetes, sobrepeso y obesidad y enfermedades cardiovasculares (entre otras patologías) que se podrían prevenir con una alimentación y hábitos saludables.
Muchos piensan que con reducir el azúcar que añadimos en el café o la que contienen los yogures y otros alimentos dulces nos vamos a librar de este consumo de azúcar diario tan elevado. Pero lo cierto es que en multitud de ocasiones consumimos alimentos con azúcares que casi no podemos ni imaginar.

Antes que nada debemos diferenciar entre dos tipos de azúcar: 
El azúcar intrínseco en la composición del alimento. Es el caso de un yogur en el que la lactosa (un azúcar intrínseco del alimento) o el de la fruta que contiene fructosa.
Estos azúcares no son contemplados por la OMS como azúcares libres.
El azúcar libre. Hablamos de ella en el caso de azúcares añadidos (se añaden adicionalmente a los alimentos) y azúcares libres presentes de forma natural en los alimentos. Es el caso de la miel, jarabes y zumos.
Estas recomendaciones de la OMS se hacen en base a los azúcares libres que consumimos, por lo que no sufras… vas a poder seguir tomando fruta.

¿En qué alimentos debemos estar más atentos?
Zumos y batidos. Además del azúcar intrínseco que ya poseen estos alimentos podemos encontrar muchos productos con gran cantidad de azúcares añadidos. Hay que estar muy atentos porque además son productos dirigidos al público infantil.
Refrescos: ¡Qué te voy a contar que no sepas! Tienen grandes cantidades de azúcares y no nos aportan ningún valor nutricional. Es lo que llamaríamos calorías vacías (muy vacías de salud).
Salsas. ¡Mucho cuidado aquí! Aunque pensemos que en las salsas no tiene cabida el azúcar ya que muchas son saladas, te sorprenderás al leer en el etiquetado las cantidades que tienen algunas.
Snacks. Tampoco les pierdas ojo. Aunque sean muy salados, puedes encontrar azúcares en su composición.
Productos procesados. Tampoco se salvan las sopas, cremas, pizzas, carnes procesadas, fiambres (pavo, jamón york), galletas saladas, pan de molde, etc… pues también pueden contener azúcar en su formulación.
Alimentos «light». Pensamos que van a ser más saludables porque contienen menos calorías pero en si, son más reducidos en grasas pero algunos de ellos pueden más azúcares.
Cómo podrás ver es muy importante una buena lectura del etiquetado. Sé que al principio puede ser complicado pero con mi ayuda y un poco de práctica conseguirás cogerle el tranquillo.

¿Cómo sé que un alimento tiene mucho azúcar?
La primera medida sería descartar aquellos alimentos que llevan azúcar añadido y más conociendo que si tu lo hicieras en casa nunca le pondrías azúcar. Pero para tener claro que un alimento es bajo en azúcar tiene que tener:
Más de 15 g de azúcar por 100 g de producto sería un alto contenido en azúcares.
Menos de 5 g de azúcar por 100 g de producto en alimentos sólidos.
Menos de 2,5 g de azúcar por 100 g de producto en alimentos líquidos.

Distintos nombres del azúcar:
Si quieres hilar más fino (esto es para nota) te incluyo aquí los distintos nombres que puede tomar el azúcar y que puedes encontrar en la composición de los alimentos habitualmente.
Azúcar, azúcar turbinado, etil maltol, jarabe de maíz refinado, lactosa, sacarosa, azúcar amarillo, caña de azúcar, fructosa, jarabe de maíz sólidos, maíz edulcorante, sirope, azúcar crudo, caramelo, fructosa cristalina, jarabe de malta, malta diastásica, sólidos de glucosa, azúcar de pastelería, cebada de malta, galactosa, jarabe de mantequilla, maltodextrina, sorbitol, azúcar de uvas concentradas, glucosa, jarabe de oro, maltosa, treacle, azúcar granulado, cristales de caña, jarabe, jarabe de sorgo, melaza, azúcar invertido, dextrano, jarabe de algarroba, jarabe o sirope de arce, miel, azúcar mascabado, dextrosa, jarabe de arroz, jugo de caña, néctar de ágave, azúcar morena, diastasa, jarabe de maíz, jugo de caña evaporada, panocha, azúcar oro, azúcar demerara, jarabe de maíz de alta fructosa, jugos de frutas o remolacha.
Por último quiero recordarte que los azúcares ocultos no están tan ocultos, solo tenemos que girar el producto para buscarlos en su composición y sabremos seleccionar de esta manera los alimentos que más nos interesan.

Gratén de calabaza y parmesano

Ingredientes (4 comensales)
950 gramos de calabaza asada
4 dientes de ajo
120 gramos de parmesano (más el necesario para gratinar)
60 gramos de leche
5-10 gramos de salsa de soja
pimienta negra recién molida
sal
1/2 litro de salsa de pan de semillas y cereales.

Elaboración:
Empieza preparando el puré de calabaza y parmesano, pon la calabaza asada (sin piel ni semillas) en el vaso de la batidora o Thermomix, y añade los dientes de ajo pelados, si lo deseas, retira el germen del ajo, pero no es necesario. Ralla el queso parmesano, recuerda que el queso recién rallado aporta mucho más sabor y aroma que el que se comercializa así. Si utilizas la Thermomix, puedes triturar el queso en el robot antes de triturar la calabaza.
Incorpora el queso a la calabaza y el ajo, añade también la leche, la salsa de soja, la pimienta y la sal. Tritura hasta obtener un puré denso. Para asegurarte, puedes triturar primero sin añadir la leche y después incorporarla poco a poco hasta obtener la densidad deseada.
Reparte el puré de calabaza en las cazuelitas o platos de horno, a continuación cúbrelas con la salsa de pan, puede que te sobre un poco. Termina rallando queso parmesano sobre las cazuelitas para gratinar.
Si el puré y la salsa están fríos, deberás precalentar el horno con calor arriba y abajo a 200º C. Si están calientes bastará con que enciendas el grill a 200-220º C. Introduce la bandeja del horno con las cuatro cazuelitas de calabaza a una altura superior al centro. Gratina hasta que el queso de la superficie esté dorado.
Gastronomia y cia.

miércoles, 30 de octubre de 2019

Espaguetis de pasta y de calabacín con tomates cherry salteados a las finas hierbas

Ingredientes (4 comensales)
200 gramos de espaguetis o fusilli lunghi
2 calabacines medianos
1 diente de ajo
250 gramos de tomates cherry
c/n de finas hierbas (cebollino, perejil, perifollo, albahaca y estragón)
1 c/s de salsa de soja (opcional)
c/n de pimienta negra recién molida
c/n de aceite de oliva virgen extra
40-50 gramos de queso ahumado (Idiazábal o San Simón da Costa).

Elaboración:
Pon una olla a calentar con abundante agua para cocer la pasta, cuando rompa a hervir añade sal y después los espaguetis (o fusilli lunghi, o tallarines…), muévela con la espátula para que no se pegue y cuando el agua vuelva a entrar en ebullición, baja el fuego a temperatura media-alta. Cuece la pasta hasta que esté al dente.
Mientras tanto, lava bien los calabacines y haz espaguetis o tallarines con ayuda de un espiralizador o siguiendo las indicaciones que facilitamos en este post en caso de no disponer del mencionado utensilio de cocina. Reserva.
Lava los tomates cherry y dale un golpe al diente de ajo para romperlo. Pon una sartén a calentar con un chorrito de aceite de oliva virgen extra y el ajo, para aromatizarlo. Saltea los tomates en este aceite añadiendo sal, pimienta negra recién molida y finas hierbas al gusto. Para potenciar el sabor, añade un poco de salsa de soja si lo deseas.
Cuando la pasta esté cocida, escúrrela y aderézala con aceite de oliva virgen extra y finas hierbas. Adereza también ligeramente los espaguetis de calabacín, añádeles también una pizca de sal.

Acabado y presentación:
Sirve en los platos los espaguetis de pasta formando un nido, a su lado forma otro nido con los espaguetis de calabacín. Otra opción es mezclar los dos espaguetis antes de servir o colocar el calabacín sobre la pasta. Para terminar, reparte los tomates cherry a las finas hierbas y el jugo que han dejado en la sartén, así como unas lascas de queso ahumado o un buen queso curado si lo prefieres. ¡Buen provecho!
Gastronomia y cia.

lunes, 28 de octubre de 2019

Galletas de Avena en 10 minutos

Ingredientes:
+ 115 gr de copos de avena triturados,
+ 50 gr de harina integral,
+ 75 gr de azúcar moreno,
+ 1 pizca de sal,javascript:;
+ 1 huevo,
+ 75 ml de aceite de girasol,
+ 1 cucharadita de vainilla.

Como elaborar:
1. Mezclar el huevo con el azúcar.
2. Añadir la vainilla.
3. Añadir el aceite.
4. Incorporar la sal, la avena y la harina.
5. Mezclar al principio con ayuda de una cuchara y después amasar con manos. La masa sea humeda y granulosa.
6. Formar las galletas y ponerlas en una bandeja para hornear.
7. Hornear 10-12 minutos a 180°C.
(mejorespostres)

sábado, 26 de octubre de 2019

Queso verde de aguacate al orégano

Ingredientes para 500 gramos:

3 aguacates medianos
4 cucharadas de aceite de coco crudo, en estado líquido
2 cucharadas de zumo de limón
1 cucharadita de sal marina o del Himalaya
6 cucharadas de levadura nutricional
¼ de taza de rejuvelac
2 cucharadas de psyllium en polvo
2 cucharadas de hojas de orégano deshidratado

Preparación:

En una batidora de vaso, bate todos los ingredientes menos el orégano hasta obtener una mezcla suave.
Utiliza un aro de emplatar grande o aros más pequeños para hacer varios quesitos. Rellénalos con la pasta de aguacate sobre papel de hornear.
Reserva en la nevera un mínimo de 8 horas sin desmoldar hasta que gane consistencia.
Desmolda y reboza con hojas de orégano.
(cuerpomente)

Leche mallorquina

Ingredientes:

un litro de leche
la cáscara muy bien lavada de un limón
una rama de canela no muy grande y miel o azúcar integral al gusto.

Instrucciones:

Se hierve la leche con la cáscara del limón y la canela hasta que suba tres veces. Apagad el fuego y dejadla reposar. Cuando la temperatura de la leche haya descendido un poco, añadir la miel o el azúcar y colocarla en el frigorífico. Sírvase muy fría.